Entradas

Bombas de achique y sus tipos más comunes

En una embarcación los tipos bombas de achique que se utilicen constituyen un factor que depende de diversos elementos. En mayor medida la diferenciación depende del mecanismo utilizado para el transporte de agua. En total este rasgo les permite ser catalogadas en tres tipos de familias que serán descritas a continuación. Cada una de las cuales posee unas determinadas circunstancias en las cuales deberá ser usada. Esto se traduce en un mayor índice de efectividad por parte de cada uno de dichos modelos.

Bombas Manuales:

El primer tipo de bombas de achique Se caracteriza por ser el más antiguo de todas ellas, ya que se constituyen a través de una manivela que permite la extracción de agua mediante la aplicación de principios hidrostáticos de vacío. A pesar de su sencillez este tipo de dispositivo solo se  utiliza como complemento ante fallos de las bombas principales. O bien, en caso de una sobrecarga de agua como ocurre en el caso de la presencia de marejadas o tormentas tropicales.

Bombas de achique eléctricas:

Se trata de la segunda familia de este tipo de artilugios que actualmente domina en el mercado. Las diversas variantes que sus ofertas suelen contener radican en cuanto a su potencia y al influjo de voltaje que sean capaces de extraer del motor. Se recomienda que a la hora de instalar este tipo de equipos su ubicación sea en la Sentina ya que, es el lugar donde el agua suele acumularse.

Bombas Eléctricas automáticas:

La tercera familia de bombas de achique se distingue por su precisión, alto costo y nivel de complejidad electrónica. En primer lugar cuentan con una interfaz digital que se activa desde el panel de control del navío o embarcación. Esto además de otorgarle un grado de rapidez y efectividad frente a emergencias, también incrementa el mantenimiento de la tripulación. En segundo lugar también se encuentran provistas de sensores que activan automáticamente el mecanismo de desaloje ante niveles de agua no recomendables dentro del barco.

Imagen cortesía de Roc Roi Distribución (rocroidistribution.com). Todos los derechos reservados.

Importancia de las bombas de achique para navegar

A pesar de haberse desarrollado en diversas ramas de la industria electromecánica, las bombas de achique han llegado al ramo náutico para quedarse. Sin duda representan una eficaz herramienta en cuanto a la contención de eventos de naturalidad inesperada y por ende para el mantenimiento de la integridad de toda tripulación náutica. A menudo, las mismas funcionan con un mayor índice de desempeño en cuanto mejor estado se encuentre. Su incorporación en el ramo de la seguridad náutica y al navegar se ha incrementado debido al nivel de incidencias que suele reportarse sobre las costas de España.

La utilizad de las bombas de achique: ¿En que se basan sus principios mecánicos y bajo qué contexto deben ser utilizadas?

De acuerdo a su mecanismo de funcionamiento a este tipo de artilugios se les puede clasificar de diversa índole y manera. Sin embargo, su principio general no pasa se mantener la estabilidad de la embarcación frente a una emergencia de carácter mecánico. En el mar existen muchas razones que pueden provocar la filtración de agua al interior del casco, las más comunes suelen ser de carácter climatológico, debido a la lluvia o a golpes de mar.

Por otro lado existen las incidencias de carácter mecánico como averías en escotillas, rotura de casco o vía de agua. En cualquier caso el agua que entra se acumula en la región llamada sentina cuyo volumen aumenta progresivamente.

Apuntes Finales: Otras importantes recomendaciones en cuanto al uso y puesta en funcionamiento de este tipo de herramientas de seguridad.

La modalidad, frecuencia y ocasión con la que estos equipos lleguen a ser utilizados depende en gran medida de la capacidad de nuestro barco. Así como el número de tripulación o acompañante que se encontrara en el. Para una embarcación de mayor tamaño siempre se recomienda que se encuentre capacitada con un número de bombas de achique equivalente al número de compartimientos que posea en la sentina. Las mismas deben ubicarse en regiones donde su acceso, traslado y puesta en funcionamiento resulten completamente favorables para todos aquellos momentos de emergencia.

Imagen cortesía de GMaf (YouTube>GMaf). Todos los derechos reservados.

La carga de combustible en barcos y sus precauciones

La carga de combustible en barcos actividad también denominada como repostaje es un proceso que acarrea diversos peligros. A pesar de las diversas herramientas que existen en la actualidad el factor de riesgo asociado a las limitaciones de combustible siempre se encuentra presente. Un elemento que todo propietario de embarcaciones debe considerar es el estudio en el análisis de la relación eficiencia y distancia a recorrer en cada trayecto. Dada la vulnerabilidad del mercado español ante este tipo de eventos se han instalado múltiples iniciativas.

La empresa Repsol ha invertido en la instalación de un total de 68 puntos de abastecimiento de combustible a lo largo del territorio nacional. Los mismos tienen el propósito del mantenimiento de la vida útil en cada motor de las embarcaciones. A pesar de la oferta el proceso de repostaje debe ser realizado atendiendo a diversos elementos. Los más importantes se encuentran descritos a continuación.

¿Cuáles son las principales estrategias para que la carga de combustible en barcos sea un proceso completamente seguro y efectivo?

El propósito de estas diferentes técnicas consiste en proteger a la integridad tanto de la embarcación como de quienes allí conviven. Para ello, la tripulación debe estar ausente durante el proceso de llenado. Única presencia del patrón de navegación encargado de supervisar cada una de las partes de la carga de combustible en barcos. La vigilancia de estos procesos debe ser vital y continua ya que elementos como desperfectos mecánicos o derrames pueden ocasionar multas o accidentes.

El motor debe apagarse para comenzar el proceso de llenado. Esto se hace con la intención de evitar cualquier tipo de chipa que fomente una ignición no controlada. Igualmente deben eliminarse cualquier factor que fomente tal hecho, tales como luces auxiliares, linternas entre otros. Igualmente resulta desaconsejable actividades como la fuma, encendido de colillas y mecheros o empleo de teléfonos celulares durante el proceso.

Apuntes Finales: El tratamiento y gestión del tanque de almacenamiento dentro del proceso de repostaje de barcos.

A pesar de las recomendaciones de eficiencia el nivel final de combustible que debe reservarse dentro del tanque nunca debe ocupar su totalidad. El mismo solo debe ser equivalente a un 90% de su espacio total. Esto implica tener conocimiento previo sobre la capacidad de nuestro depósito. Todo accidente o derrame de combustible debe ser limpiado de inmediato. Una variante del proceso consiste en el repostaje de bidones. Para esto siempre hay que considerar su previa homologación y la gestión del llenado únicamente en espacio habilitados en tierra firme.

Una vez finalizado el proceso de carga de combustible en barcos debe procederse al encendido del mismo. Para ello, el propietario debe revisar el estado del compartimiento del motor. La presencia de olores de combustible indica probables fugas por lo que el encendido del motor no debe hacerse. Los expertos recomiendan que durante los primeros minutos la velocidad a emplear sea menor a la capacidad media. Posteriormente a medida que el nuevo combustible sea incorporado al sistema y el barco se encuentra a una distancia segura de la estación de repostaje se procede a la velocidad final.

Imagen cortesía de Comprar Gasoil (comprargasoil.com). Todos los derechos reservados.

La seguridad al navegar y el sistema Watching Man

La incorporación de la tecnología de la Big Data con la seguridad al navegar se vuelve completamente evidente cada año que pasa. Un tema que se torna más significativo si se hace referencia a sistemas como Whatching Man. Un producto digital de la compañía Baitra, cuya esencia insiste en el control automatizado de todos los elementos de la embarcación. El auténtico enfoque del mismo es la optimización del proceso de revisión del barco por parte del usuario. Todo ello siempre de forma previa a la navegación.

Si bien, el Whatching Man no es el único gestor informativo de su clase, representa un excelente ejemplo de innovación. La intención es que el usuario propietario de la embarcación pueda sopesar el uso de las últimas innovaciones tecnológicas para cuidar su seguridad en el mar. Todo ello tanto antes, durante como después de todo trayecto marino.

La seguridad al navegar y su relación con el sistema Whatching Man. Principales datos del desarrollo de un sistema tecnológico naval en crecimiento.

El sistema remoto del Whatching Man, se basa en el principio del uso de los dispositivos móviles para el control de una embarcación. Se usa a nivel primario una conexión Wifi para el influjo directo de datos. Siendo así posible encontrarlo en forma de aplicación conjunta tanto para ordenadores como para teléfonos móviles. En cualquier caso el propietario podrá ser capaz de recibir información en tiempo real sobre el estado de su embarcación. Todo esto lo cual repercute en la seguridad al navegar.

Algunos de los parámetros más significativos que pueden medirse con estas herramientas on line insisten en aspectos estructurales. Entre ellos se incluyen la temperatura del motor, la presencia de intrusos y el estado de la batería. El sistema tampoco excluye elementos como el propio monitoreo del estado GPS. El estado del sistema de válvulas de agua es una opción que también se hace presente.

Apuntes Finales: La importancia del desarrollo de sistemas de protección automatizados dentro del mercado náutico.

Aplicaciones inteligentes como la presentada en este artículo representan solo el ápice de un proceso de acción mucho mayor. Consistente en el auge de soportes electrónicos que favorezcan la seguridad de cada tripulante. El futuro de la protección náutica está orientado en la masificación de estas herramientas. Siempre en combinación con técnicas de adecuación y salvamento según sean necesarias. Las costas de la propia península Ibérica son además viva prueba de la necesidad de este tipo de desarrollo.

En España Salvamento Marítimo es la organización gubernamental encargada de la administración de las medidas de seguridad al navegar. Según sus estudios estadísticos durante los últimos años el número de intervenciones ha superado un promedio de 2.500 intervenciones. El dato más relevante asociado con este tipo de estadística se supone se asocia a la magnitud de su área de influencia. Un 65% de dichos sucesos se ubica dentro de las regiones de Cataluña, Baleares y la costa Cantabrica.

Imagen cortesía de SeasideHolidays (seasideholidays.es) todos los derechos reservados.

Sasemar apuesta por la tecnología para la seguridad al navegar en 2020

Con un tiempo mayor a las dos décadas de incansable trabajo dedicado a la seguridad al navegar. La Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima española ha prometido reinventar sus diferentes servicios para adaptarse a la nueva llegada de la década de los años 2020. La noticia ha sido confirmada por la propia corporación a través de su participación en el Limex 2020. Un evento celebrado dentro de las Instalaciones de la Escuela Politécnica Superior del Ejército (ESPOL) durante el transcurso del mes de Enero.

En escencia, las nuevas políticas que la Sasemar, desea implementar. Para la optimización del resguardo y protección de los navegantes dentro del área de 1 500 000 km2, que año a año debe administrar. Se basan en el uso de la tecnología para la interconexión inalámbrica de embarcaciones de recreo, así como la inclusión de equipos de drones para una mejor y más precisa lectura del espacio oceánico español desde el aire.

El uso de drones y aeronaves no tripuladas de la sasemar, para el mejoramiento de la seguridad al navegar.

Se trata en sí mismo de una auténtica revolución en materia de la historia del salvamento marítimo en las aguas españolas. Y si embargo, tal y como ha sido confirmado por el portavoz del organismo, Néstor Perales, se trata de una realidad, completamente posible a partir de este mismo año. La idea principal de este tipo de inversiones radica en la utilización de drones de aterrizaje y despegue vertical para la monitorización del tráfico de buques y demás géneros de barcos automotores.

La eficacia de la cual gozaran este tipo de herramientas. Se basa en la incorporación de estas herramientas autopropulsadas dentro de los sistemas de rastreo BVLOS. Los cuales les permitirán garantizar la seguridad al navegar operando en un campo informativo de datos, que se podrá extender mucho más allá de la línea o campo visual de sus operadores.

Apuntes Finales: El rastreo de aeronaves en tiempo real, como oportunidad tecnológica para el progreso de la industria náutica.

De gran importancia es además para esta industria, el rastreo de información gráfica en tiempo real. De allí que el equipo del sasemar, se encuentre interesado en el uso y la colocación de cámaras de video streaming. Capaces de enviar video en tiempo, real. Una táctica de la cual y en si misma se encuentran ausentes las diversas modalidades de barcos de salvamento y rescate actuales.

El sasemar actualmente, cuenta con un equipo técnico integrado por un total de 87 unidades de protección aérea.. Un total de 20 centros de control repartidos a lo largo del territorio. Y una plantilla de trabajo, equivalente a los 1600 empleados. Todas y cada una de las tecnologías operativas mencionadas anteriormente. Buscan hacer que el sistema de protección para la seguridad al navegar, que el sasemar posee pueda adaptarse con facilidad a las demandas de un mercado cada vez más exigente.

Imagen cortesía de Redacción Crónica Global (cronicaglobal.elespanol.com) todos los derechos reservados.

La adecuada interpretación de un mapa de viento como clave para la seguridad al navegar

La seguridad al navegar ha sido siempre un factor el cual puede verse amenazado ante las condiciones climatológicas imperantes sobre el mar. Una realidad frente a la cual a pesar de la existencia de diferentes tipos de estrategias preventivas. El correcto uso y lectura de un mapa de viento es algo lo cual deberá ser siempre imprescindible. Dichas diversas estrategias dependen en su mayoría de los medios de comunicación. Los cuales ofrecerán en gran medida una apreciación en general de las diversas condiciones. Sin embargo, es la propia superficialidad de dichas fuentes lo que en sí mismo amerita la inclusión de instrumentos más precisos y exactos.

Aquellas embarcaciones cuyo desplazamiento depende en gran medida de las fuerzas de viento. Deberán en primera instancia encontrarse bajo el resguardo y custodia de un seguro náutico. En el caso de pertenecer a un club o equipo, debe prestarse atención a cada uno de los boletines climáticos que se publiquen, ya que su información suele ser normalmente actualizada y es ofrecida en tiempo real.

La lectura de los mapas de viento según el color: Principales consejos de seguridad al navegar

Es común dentro de todo mapa de tiempo global o regional. Que el flujo de los diferentes conjuntos de masas de aire periféricas sea representado a través de un conjunto de vectores. También llamado sistemas de flechas progresivas. Las cuales, se encuentran distribuidas por toda la región marina en general. La manera más eficaz de interpretar este tipo de conjunto de datos. Es a través de las directrices de dirección e intensidad. Siendo la segunda de ellas representada a través de diversas tonalidades de color.

Respecto a la gama de tonos rojizos, es normalmente usada para representar a las zonas con vientos de alta peligrosidad y velocidad. Las flechas de color azul, suelen denotar escasos trayectos de viento o calma. Y los valores intermedios como los colores verde y naranja se usan para describir a los valores moderado fuerte y suave de manera respectiva. Normalmente dichas medidas suelen ser comunicadas a través de la escala de Beaufort. Para el incremento de la seguridad al navegar.

Apuntes Finales: La importancia de la señalización de las principales corrientes de viento en el mar.

En lo que respecta a los parámetros de orientación de la brisa en general. Existen determinados códigos que son universalmente aceptados para la descripción de dichos flujos de viento. Las flechas de extensión estándar generalmente expresan la presencia de vientos de intensidad moderada. Por lo que las flechas cortas y de menor extensión normalmente deben ser interpretadas como calma relativa o ausencia misma de brisa.

Otras señalizaciones como el uso de barras indican la intensidad del viento. Por lo que a mayor presencia de barras mayor fuerza sostenida tendrán. Todos y cada uno de estos códigos, no solamente permiten establecer el tipo de travesía que podrá ser ejecutada. Sin además mantener la seguridad al navegar de todos y cada uno de los tripulantes durante todo su trayecto.

Imagen cortesía de Aprendiendo a Navegar Blog (vicentearregui.com) todos los derechos reservados.