Consejos para navegar con mal tiempo

consejos-para-navegar-con-mal-tiempoSi tienes un barco querrás aprovechar hasta la mínima oportunidad de salir a navegar y disfrutar del placer de estar en el mar. Sin embargo, la llegada del otoño invierno puede echar por tierra tus planes y limitar tus salidas. Tal vez tengas una salida programada y no puedes aplazarla y te pilló mal tiempo, si es así, ten en cuenta estos consejos para navegar con mal tiempo que serán muy útiles para ti.

Navegar seguros pese al temporal

La climatología no siempre es predecible y, en ocasiones, puede suceder que una borrasca nos coja a bordo del barco. El primer consejo que tienes que tener en cuenta es muy básico, pero también esencial para la buena navegación: mantener la calma. El estrés solo vendrá a entorpecer nuestras acciones y hacer que el trayecto se vuelva un infierno y hasta peligroso.

El segundo consejo fundamental es que tu barco se encuentre en perfectas condiciones. Para ello, darle un buen mantenimiento al barco, dejar tu embarcación en manos de profesionales como los que trabajamos en Uniservice, con años de experiencia en el cuidado de todo tipo de barcos. Es así como una buena nave resistirá la más dura de las tormentas, pero si por el contrario presenta algún defecto, el riesgo de sufrir un accidente o quedarse tirado en cualquier lugar se multiplica.

También es importante tener experiencia en la navegación. Si es tu primera vez a bordo y no te acompaña nadie con experiencia, no se te ocurra estrenarte con mal tiempo.

Sujeta bien todos los elementos móviles del barco para que no salgan disparados con el vaivén de las olas ni con el viento.

El equipo de seguridad nunca debe faltar en ningún barco, debe estar presente, completo y localizado.

Por último, llevad ropa adecuada para el frío y la lluvia y termos con bebidas calientes. Tampoco olvides tener galletas dulces y saladas y alimento no perecedero conservados en lugares secos.

Cualquier duda, consulta con expertos en Uniservice.

Rincones para navegar por España

rincones-para-navegar-por-espana

Si tienes un barco eres un afortunado. Porque tienes el mundo a tus pies y los mejores destinos turísticos para perderte, para soñar y para disfrutar sin moverte de tu tierra. Desde el norte y hasta el sur España es un país idílico para viajar a bordo de una embarcación. Todo dependerá de qué paisajes quieras disfrutar en cada momento, para escoger una u otra ruta.

Ocio, cultura y relax navegando por España

Es difícil decantarse por uno u otro recorrido porque cada zona tiene su riqueza gastronómica, cultural, el encanto de sus gentes y su oferta de ocio particular. No obstante, si deseas practicar la pesca y te gustan los deportes náuticos, por la zona Norte y, concretamente por Galicia, tienes las condiciones idóneas para ello. Las aguas son tranquilas, hay mucha variedad de especies marinas y tiene magníficas instalaciones náutico-deportivas para hacer una parada  a descansar, a descargar adrenalina o a conocer gente con tus mismas aficiones.

Si prefieres el Mediterráneo, nosotros escogeríamos Cataluña rumbo a la Costa Brava. Las Islas Medas y el Parque Natural del Montgrí son escenarios que merece la pena conocer, fotografiar y grabar en nuestras retinas para siempre. Lo mismo sucede con el archipiélago de las Illes Formigues, un rincón medieval con mucha historia.

Si decides ir a Baleares, no dejes de hacer la ruta de Menorca, una isla que ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Otra ruta interesante es la que ofrece la Costa Blanca, en especial los alrededores del Cabo de San Antonio. Incluso podrás navegar en compañía de cetáceos.

Por el Sur y por Canarias

Si estarás por el Sur, sin duda, vete a la Costa del Sol. También el Estrecho de Gibraltar tiene mucho encanto.

Aunque el destino preferido por la mayoría son las Islas Canarias. Y no es extraño, pues ofrece diversión para los más intrépidos y aventureros pero también lugares de relax para quien solamente busca descansar del día a día.

Antes de salir a navegar no te olvides de revisar tu embarcación, confiando la labor a profesionales del mantenimiento que sean de tu confianza.

Fuente imagen: lavanguardia.com

Consejos básicos antes de salir a navegar

consejos-basicos-antes-de-salir-a-navegar

Tal vez acabas de comprarte tu primer barco o has alquilado uno por unos días para disfrutar de la maravillosa experiencia de viajar por el mar. Para que tu trayecto sea sin sobresaltos, vamos a darte unos cuantos consejos básicos para antes de salir a navegar.

Agradecerás conocer estas recomendaciones incluso si ya tienes experiencia en navegación, porque no es extraño que pese a llevar años haciéndolo, siempre algún detalle se nos escapa y tenerlo en cuenta podría facilitarnos mucho las cosas.

Documentación en regla y atento al meteosat

Es lógico pensar que cualquier persona que se coloca a bordo de un barco tendrá en sus manos los permisos que se necesitan para ello. Sin embargo, como más vale prevenir, te recordamos que para navegar hay que cumplir con una serie de requisitos los cuales van en función de distintos factores como son el tipo de embarcación y la distancia que tienes previsto recorrer en barco. No todos los barcos son aptos para cualquier recorrido.

Deberías saber qué clase de permiso es el que tienes, ya que existen hasta ocho diferentes. En función del que tengas, podrás viajar a mayor o menor distancia. Tampoco olvides contratar una póliza de seguros y llevar los papeles encima.

Por otro lado, las condiciones climatológicas son decisivas a la hora de salir al mar. Muchísimo cuidado.

Revisar todo antes de salir

Antes de partir, revisa que llevas todo el equipo y los elementos de seguridad y salvamento. Además, anota cuáles son las frecuencias de radio mediante las cuales podrás contactar con las autoridades en caso de sufrir algún accidente o incidencia, o en caso de necesitar ayuda.

Y, por supuesto, haz una revisión de tu embarcación, confiando esta labor a profesionales del mantenimiento que te garanticen que el barco está en las mejores condiciones para la navegación segura.

Fuente imagen: Blog de naútica

Navegar con mal tiempo

navegar con mal tiempoDice el archiconocido refrán que «ningún mar en calma hizo experto a un marinero«.

Y lo cierto es que casi todos los navegantes, en algún momento, se han encontrado con un temporal. Situaciones nunca deseables y, en muchos casos, complicadas en las que se torna fundamental conocer las pautas de actuación en el que caso de que no haya más remedio que navegar con mal tiempo.

Rescatamos de nuevo otro refrán que define muy bien lo ideal en estos casos: “prepararse para lo peor y esperar lo mejor”.

Cómo navegar con mal tiempo

Conviene recordar que lo mejor es tener siempre una previsión meteorológica y preparar el barco y sus contenidos para esas posibles situaciones de peligro.

Ante una situación de mal tiempo, las embarcaciones pequeñas corren dos grandes riesgos:

  1. Ser lanzado a la costa de sotavento
  2. Ser arrollado por olas rompientes

Ahora, pongámonos en situación… Imaginemos que estamos navegando algo lejos de la costa y de repente se presenta un temporal. Hay que tomar una decisión rápida a la hora de hacerle frente… y esa decisión oscila entre dos opciones: enfrentar el temporal capeándolo (enfrentándolo por la proa) o corriéndolo (desde la popa).
Cabe destacar que se trata de maniobras muy diferentes y cada una cuenta con sus propias características.

La decisión no se toma al azar, es muy importante evaluar diversos parámetros, como las condiciones en las que se encuentra el mar en el momento, cuál es la posición actual del barco, el tipo de barco que estamos manejando, dónde se encuentran los puertos más cercanos, si se conoce la zona o por el contrario se desconoce completamente, la distancia a tierra, la experiencia de la tripulación, etc.

Y, desde luego, la experiencia es un grado; por lo que lo mejor es que, antes de dar pie a encontrarte en una situación tan compleja, te prepares contra posibles temporales en el mar a través de la práctica de técnicas de navegación en el día a día, con fuertes vientos, pero que puedas controlar.
Con esta práctica, poco a poco, ganarás confianza y también la habilidad y destreza necesaria para para actuar de la mejor manera si en algún momento tienes que navegar con mal tiempo.

 

Lista de herramientas que deberías llevar en tu embarcación

herramientas embarcación

Ser precavido en cuanto a herramientas necesarias en el barco puede suponer la gran diferencia entre tener unas vacaciones especiales o acabar remolcando el barco hasta puerto.

Para evitar malas experiencias y riesgos, entonces, ¿qué puedes hacer?

Dar respuesta a esa pregunta es precisamente el objetivo de este post… Y por lo que creemos que no está demás tener en cuenta esta lista de herramientas imprescindibles que deberías tener en tu barco siempre que te dispongas a navegar, ya que te salvarán en caso de una avería en medio de la travesía.

Herramientas que deberías llevar en tu embarcación

  • Un taladro (con batería recargable)
  • Llaves fijas
  • Llaves codadas
  • Mordaza de presión
  • Gatos
  • Extractor de filtro de aceite
  • Papeles de lija
  • Soplete de gas
  • Juego de brocas de metal
  • Juego de pasadores de repuesto

Si tu barco en un velero

No puedes olvidar entonces las velas, ya que son frecuentes los desgastes por el sol, las rozaduras, etc. En este caso, sería conveniente que además cuentes con:

  • Agujas de costura
  • Tejido autoadhesivo
  • Velcro
  • Pegamentos, etc.

Cada vez tenemos más facilidad a la hora de encontrar todo tipo de soluciones y preventivos muy eficaces que facilitan las pequeñas reparaciones que pueden surgir a bordo.

Ese tipo de materiales más la lista de la que hablamos, te ayudarán, en caso de avería o cualquier incidencia a bordo, a salvar la situación.

Vacaciones en barco con niños

vacaciones en barco con niños

El turismo náutico es una opción cada vez más popular entre todo tipo de públicos, también para los que viajan en familia con los más pequeños de la casa. Unas vacaciones en barco con niños, disfrutando del mar y la navegación, es una excelente forma de pasar unos días inolvidables combinando diversión, sol y playa y turismo cultural.

Eso sí, antes de lanzarnos al mar, es importante preparar algunas actividades para hacer en el barco y que los pequeños puedan disfrutar al máximo, pasárselo bien y estar entretenidos.

¿Te gustaría pasar unos días en familia en un barco? Aquí te damos algunas ideas y sugerencias para organizar esos días y que se conviertan en toda una aventura…

Cómo organizar unas vacaciones en barco con niños

La planificación es lo más importante

La planificación es clave.

Piensa qué ruta haréis, cuáles serán las paradas, si bajaréis del barco para hacer vistas… y en base a las características del viaje, escoge la ropa, complementos y elementos que vais a necesitar.

Sus juegos o juguetes preferidos

A la hora de decidir qué nos llevaremos, deja que los pequeños elijan algunos juegos: juegos de mesa, colores, cuadernos, puzzles, libros… ¡Lo que más les guste!
Esto les permitirá estar entretenidos en muchos momentos.

Manualidades

Las manualidades son un recurso muy divertido que gusta a la mayoría de los niños. Además, puedes despertar su creatividad planteando manualidades que vayan con la temática náutica: barcos de papel, banderas piratas… Incluso, podéis construir la historia de vuestro destinos y, así, a la vez que se entretienen y divierten, aprenden.

Búsqueda del tesoro

¿Qué mejor momento para inventar algún juego de búsqueda del tesoro que en vuestras vacaciones en barco?
Aprovecha para que así aprendan las diferentes partes y los elementos que tiene el barco…

No olvides unos prismáticos

El entorno estará lleno de cosas interesantes. Y con unos prismáticos podrán ver y conocer aves, otros barcos, avistar el destino, etc.

Actividades acuáticas

No puede faltar en unas vacaciones en barco con niños la diversión en el agua. Podéis hacer snorkel, buceo, kayak, natación…

 

Esperamos que estas ideas os sirven de inspiración y guía para planificar y organizar un viaje de ensueño en familia.

Trucos para una navegación nocturna sin incidentes

Salir a navegar por las noches es un placer. Aunque la navegación nocturna, tiene sus particularidades, y debemos conocerlas para sentirnos más cómodos y seguros. Es muy diferente navegar a la luz de la luna, o en un día de noche cerrada. Por ellos debes conocer los trucos para una navegación nocturna sin incidentes.navegación nocturna

Trucos para una navegación nocturna segura

  • La primera vez que hagas una navegación nocturna procura que sea con luna llena. Con esta, todo se ve muy bien y será muy cómodo aprender a navegar por la noche.
  • Que tus primeras travesías por la noche, sean en por aguas conocidas. Es la primera vez que vas a salir de noche y si ya conoces la zona irás más seguro. Además es aquí donde aprenderás a interpretar las distancias y a coger soltura en la oscuridad.
  • Estudia las cartas náuticas de la zona que vas a navegar. Pon especial atención en las boyas, bajíos y otros puntos destacables. Esto impedirá que choques con algún elemento.
  • Utilizar luz roja en el interior del barco. La vista tarda unos 20 minutos en acostumbrarse a la oscuridad. Si baja al camarote y este tiene luz blanca, cuando vuelva a cubierta, tendrá que volver a adaptarse a la luz nocturna.
  • Será necesario un foco portátil. Deberás manejarlo con cuidado para que no ilumine las velas o el casco, lo cual te deslumbraría. Para identificar algo en el mar, ilumina desde arriba con el brazo bien estirado y alejando el foco del barco.
  • Tener sintonizado el canal 16 de la VHF durante toda la travesía nocturna.
  • El uso de ropa cómoda y abrigada es esencial. Por las noches suele hacer mucho frío, incluso en verano.
  • No olvidar las provisiones. Deberás llevar algo de comida agua y algo caliente para ayudarte a mantener el calor.
  • Lleva contigo en todo momento una linterna en el bolsillo. A poder ser de luz roja, esta te será bastante útil en algunas ocasiones.
  • Quedarse dormido es muy peligroso. Para ello deben organizar bien las guardias durante la noche.
  • Programa la travesía y la velocidad para que la llegada a puerto sea con la luz del día. Recuerda que la sensación de velocidad es mayor por la noche.
  • Es muy importante llevar los chalecos salvavidas en todo momento durante la noche.

Con estos trucos te cercioras que la navegación nocturna sea segura y sin incidentes. Las noches navegando son un lujo, con estas medidas no tendrás que renunciar a ver esta maravilla.

 

 

 

 

Cómo navegar con poca visibilidad

Por mucho que miremos el parte meteorológico, en muchas ocasiones los cambios de tiempo nos dan una sorpresa. A los amantes del mar nos encanta salir en cualquier ocasión, es cierto que preferimos un buen clima, para pasar un día agradable. Pero, puede que un cambio de tiempo envuelva nuestra embarcación en una neblina y debemos saber cómo responder. Por eso, hoy vamos a ver una serie de consejos para navegar con poca visibilidad.navegar con poca visibilidad

Está claro que una reducción de la visibilidad, supone un empeoramiento de las condiciones de navegación. Así que tenemos que estar preparados para garantizar no solo nuestra seguridad y la de la tripulación, si no la de las otras embarcaciones.

Qué hacer cuando navegamos con poca visibilidad

 Uso responsable del Radar

Damos por hecho de que antes de salir a navegar se han revisado todos los elementos de la embarcación y  por supuesto deben estar en perfectas condiciones.

Lo primero que debemos hacer en casos de poca visibilidad, es dirigirnos rápidamente al radar.  El radar se convertirá en una herramienta fundamental y será nuestros ojos en estas condiciones. Su uso se asignará a una persona experimentada que deberá realizar lecturas rápidas y precisas de la información que le proporcione.

Es muy útil disponer de un “Reflector de radar”, con él, conseguiremos que las embarcaciones que dispongan de radar reciban un buen eco señalizando nuestra posición. Es fundamental para barcos pequeños cuyo tamaño y materiales dificulta la visibilidad en los radares de otras embarcaciones.

Vigilancia constante

Hay que mantener una constante vigilancia. Por lo que sería ideal que toda la tripulación colabore y preste sus ojos para mantener vigilada la zona. Puede que la niebla sea muy densa y sea casi imposible tener contacto visual con lo que hay alrededor. Pero no está de más, colocar gente por diferentes puntos del barco, sobre todo en la proa.

Reducir la velocidad

Cuando no podemos controlar visualmente lo que hay a nuestro alrededor, es imprescindible reducir la velocidad. Es la única manera de garantizar el tiempo suficiente, para reaccionar en caso de tener que hacer una maniobra de emergencia.

Conocimiento de la zona

Un buen conocimiento de la zona, así como del tráfico que suele haber, las corrientes, la situación en la costa… nos servirá de gran ayuda para determinar por dónde podemos movernos, aunque no podamos ver lo que tenemos delante.

Como actuar en caso de navegar con poca visibilidad

Pasos a seguir cuando navegamos con poca visibilidad en alta mar

  • Emitir las señales sonoras obligatorias.
  • Colocar serviolas a proa.
  • Reforzar la vigilancia en el puente.
  • Parar de inmediato en el momento en que se escuche cualquier señal de un buque
  • Separarnos de las zonas de mucho tráfico o de recalada, de estuarios o de lugares donde el tráfico sea abundante.

Pasos a seguir si nos encontrásemos navegando cerca de la con poca visibilidad

  • Reducir la velocidad.
  • No fiarnos de las corrientes
  • Navegar llevando el ancla sacando el ancla, y cuando toque fondo, fondear y esperar a que se despeje la niebla.

Con estos consejos, podrás evitar pasar un mal rato cuando la niebla se hace presente. Nunca está de más saber cómo actuar cuando se hace inminente navegar con poca visibilidad. Asegurar la seguridad de la tripulación es primordial.

 

Cómo reaccionar ante una emergencia médica a bordo de un barco

Navegar para muchos es una pasión incontrolable, que disfrutan durante todo el año y nada se los puede estropear. Hasta que sufren un incidente. Una emergencia médica a bordo puede causar una situación muy desagradable si no se sabe actuar.

Lo que está claro es que estos incidentes se pueden presentar de manera inminente y es fundamental estar preparados y saber cómo reaccionar. El aislamiento en alta mar hace que una emergencia médica a bordo sea mucho más grave que en tierra firme. Además de la distancia entre el barco y el hospital, la falta de personal especializado, la ausencia de material médico, las condiciones frías y húmedas o  la incomodidad de un barco envuelto en el oleaje.

Todos estos factores, pueden ser determinantes para agravar situaciones de emergencia, lesiones o enfermedades simples. Por eso te recomendamos que sigas estos consejos para que reacciones ante una emergencia médica a bordo.

Consejos para actuar ante una emergencia médica a bordo de un barcoemergencia médica a bordo

La Previsión es muy importante

Antes de zarpar, es importante abastecer el barco con un botiquín de primeros auxilios.

Toda la tripulación debe llevar consigo sus registros médicos, tanto en digital como en papel. Esto es muy importante, ya que ayudará al personal sanitario a atenderte de manera inmediata en el momento de tu llegada, puesto que habrás perdido mucho tiempo en el traslado. El historial médico debe incluir los medicamentos que tomas, las alergias que padeces, el contacto de tu médico de cabecera etc… Por eso, facilitará mucho las labores en caso de que necesite asistencia.

Hacer cursos de primeros auxilios es indispensable

Los cursos de primeros auxilios o cursos más especializados para emergencias en alta mar pueden ser vitales en este tipo de emergencias. Muchas organizaciones marítimo pesqueras, ofrecen programas de primeros auxilios básicos para atender casos leves, limpiar y suturar heridas, aplicar férulas, combatir la hipotermia etc… Con ellos, tendrás los conocimientos suficientes para estabilizar a un paciente con lesiones leves hasta llegar a tierra. Recuerda que una situación leve se puede agravar por las condiciones en las que se encuentran así que incluso puedes llegar a salvar vidas.

La comunicación con el exterior es vital

La embarcación debe estar dotada con sistemas de comunicación con tierra. Ya que si una situación de riesgo excede tu conocimiento, deberás pedir ayuda experta. Lo más normal es contactar con algún servicio de emergencia que te ayude a auxiliar al pasajero. El contacto con estos servicios puede hacerse a través de radios de onda corta (SSB), un teléfono satelital o, en caso de que estén disponibles correo electrónico o mensajes.

Recuerda que lo más importante siempre es mantener la cabeza fría y estar tranquilos. Y en caso de no poder pedir ayuda, los cursos nos habrán dado los conocimientos para actuar, solo debes fiarte de tu instinto.

Factores a tener en cuenta en la evacuación

Después de estabilizar al paciente, se valorarán las condiciones para la evacuación del mismo. Deberemos ponernos en contacto con el centro hospitalario y acordar las medidas necesarias para su traslado. Puede que en los servicios de urgencias nos comuniquen que la evacuación no es necesaria, pero la decisión final la tomará el capitán del barco.

La decisión se tomará en base a diferentes factores, como por ejemplo, las condiciones meteorológicas, el estado del mar, los recursos de rescate de los que disponemos etc… Si no estan seguros con la evacuación por los riesgos que conlleva, se pedirá asesoramiento a especialistas.

En caso de evacuación, lo ideal es hacerla mediante helicóptero, si la embarcación se encuentra dentro de los 200mn. En caso contrario, deberán navegar hasta el puerto más cercano. Y avisar para que a la llegada los servicios médicos estén preparados.

Con estos consejos estarás preparado para actuar ante alguna emergencia médica a bordo de un barco. Que incidentes como estos no te impidan disfrutar del mar.

Consejos para organizar las provisiones cuando alquilas un barco

La planificación de la comida, es una de las preguntas que más surgen cuando alquilamos un barco para pasar las vacaciones. Por ello, queremos darte algunos consejos para organizar las provisiones cuando decides navegar.organizar las provisiones

Cuando estamos a bordo de un barco y vamos a pasar varios días, es básica una buena alimentación. Estar hidratados y bien alimentados es vital, sobre todo en los días más calurosos. Además, la preparación de la comida debe ser como una tarea más, por lo tanto, es importante planificarla.

Organiza el aprovisionamiento de alimentos, según el destino, ya que puede que tengas que encargar las provisiones por adelantado. Haz una lista con todo lo necesario, para que la compañía de alquiler lo tenga todo listo el día de partida. También es habitual, hacer la compra antes de embarcar, en algún supermercado cercano.

Independientemente de si compras o encargas los alimentos, te damos unos consejos sobre cómo organizar las provisiones durante unas vacaciones en barco.

Consejos para organizar las provisiones cuando alquilas un barco

  1. Es recomendable que compres la mayor parte de los alimentos antes de embarcar, sobre todo lo más pesado, como las bebidas, el aceite, la pasta, la leche, cosas para el desayuno  etc…. De esta manera, solo tendrás que detenerte para comprar cosas frescas cómo pescado, carne, frutas y verduras.
  2. Es más cómodo por lo general, comprar todo en una gran superficie que en pequeños puestos.
  3. A la hora de planificar las comidas, hay que tener presente las posibles alergias que puedan tener los tripulantes.
  4. Debes llevar la suficiente comida, pero siempre teniendo en cuenta que el espacio es limitado. Aprovecha las paradas del crucero para reponer lo que vaya faltando.
  5. Utiliza primero los alimentos perecederos.
  6. Evita comprar alimentos que se estropeen fácilmente.
  7. Los envases que sean de lata o botellas de plástico para evitar posibles derrames.
  8. Lleva bolsas herméticas o tappers para guardar las sobras de forma adecuada.
  9. Almacenar las provisiones de forma adecuada en los armarios y comprobar que todo está en orden antes de zarpar.
  10. Es importante llevar mucha agua, zumos y refrescos sin cafeína, para mantenerse hidratados.
  11. Se pueden llevar bebidas alcohólicas, pero siempre con moderación, ya que ayudan a la deshidratación y los mareos.
  12. Para los primeros días en el barco, se puede pensar en traer comida ya elaborada. Así ahorraras tiempo que invertirás en acomodar a todo los tripulantes en el barco.
  13. Aprovecha estas increíbles vacaciones para probar productos locales de las zonas que visites. Compra productos frescos de la zona, frutas de temporadas o productos gourmet.

Con estos consejos, la comida a bordo no será un problema. Sigue estas pautas y pasa unas vacaciones increíbles. Ya verás cómo el año que viene querrás repetir.