Pautas a tener en cuenta para la limpieza de barcos: Ventilación

barcos-ventilacion

Los que nos seguís sabéis que hace unas semanas hemos comenzado una lista de posts con los que pretendemos crear una mini guía con los aspectos y pautas más importantes a tener en cuenta para la limpieza de barcos. Hablamos en el primer post de esta lista de la limpieza en camarotes y baño, el segundo artículo lo dedicamos al mantenimiento y limpieza de los tanques de agua dulce y aguas negras de la embarcación; y en esta ocasión le toca el turno a la ventilación.

Cuando la actividad es constante, incluso en temporada de invierno, mantener la embarcación, en general, es mucho más fácil. Sin embargo, es común que exista una inactividad parcial o total durante la época de invierno. Es aquí donde especialmente debemos buscar soluciones a la ventilación de la embarcación.

Utiliza bolas secas

Si la inactividad es total durante el invierno puedes recurrir a la utilización de bolas secas colocándolas en todos los camarotes y armarios principales del barco. De esta forma tienes un gran aliado para mantener la humedad controlada.

Abre y ventila el barco habitualmente

Conviene que pases por el barco cada 15 días aproximadamente para abrirlo y ventilarlo.

Deshumidificadores

Si estás cerca o dispones de tiempo necesario, para abrir frecunetemente el barco y ventilarlo, es una de las mejores opciones. Pero lo cierto es que no siempre estamos cerca o sencillamente no disponemos del tiempo para ello; entonces, los deshumidificadores nos ayudarán en la labor de mantener el barco en condiciones óptimas.

No tienes que dejarlo conntinuamente encendido, bastará con que se active de manera frecuente. Para ello solo tienes que conectarlo a un temporizador que realice esta función.

Eso sí, ten en cuenta que este sistema puede fallar, dejar de funcionar, etc. Por lo que utilizar un deshumidificador no es un sustituto a tu presencia para corroborar que todo está correctamente, solo una ayuda que evitará que tengas que estar presente cada 15 días y podrás hacerlo quizá una vez al mes o cada mes y medio.

Recurre a los servicios de una empresa especializada

Si no puedes hacerte cargo tú mismo del mantenimiento, por falta de tiempo, porque estás lejos o por el motivo que sea, ten en cuenta que existen empresas especializadas que ofrecen este tipo de servicios que se encargan de la limpieza y puesta en marcha de motores, ventilando frecuentemente el interior y haciendo que los elementos principales se muevan y funcionen.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *