Técnicas para el mantenimiento de maderas usadas en barcos

De la misma forma en como toda crema bloqueadora protege a nuestra piel de los rayos solares. El barniz es para las maderas usadas en barcos como una cubierta protectora, que impide su rápido deterioro. En el mar, además de la sal marina y la fricción a la que regularmente se expone. El principal agente encargado de degradar este tipo de superficies son los rayos UV. Los cuales ocasionan reacciones químicas que destruyen al barniz de forma lenta y progresiva.

Mecánicamente la solución más tradicional para ello ha sido siempre la colocación de un toldo que pueda bloquear a la radiación del sol. Sin embargo esto a largo plazo es perecedero, debido al contacto mismo con la sal y al cambio de las estaciones del año. Para realizar el adecuado mantenimiento a la cubierta de madera de toda embarcación o yate. Se requiere la aplicación de las siguientes técnicas de lijado y pintura con barniz. Procedimiento para lijar maderas usadas en barcos: Secretos para prolongar su durabilidad y buen aspecto.

El mantenimiento periódico de la cubierta de madera o bien del mobiliario superior compuesto por este mismo elemento.

Se trata de un conjunto de técnicas se realizan con un intervalo de tiempo no mayor a los 3 años. Lapso en el cual la cubierta de barniz habrá perdido su mayor grosor dejando a las fibras de madera internas totalmente expuestas. Para ello se recomienda trabajar sobre las vigas de madera con una lija suave para eliminar los restos del barniz antiguo.

Respecto las partes difíciles como cerraduras y bisagras emplear una esponja abrasiva para mejor precisión ello evitara rallar el niquelado de tales elementos. En el caso de fallas y o roturas mecánicas ocurridas en las planchas y maderas usadas en barcos, emplear pegamento polivalente como la resina epoxi. Introducir en las grietas usando un cuerpo afilado y hacer presión para favorecer la polimerización.

Apuntes Finales: La aplicación del barniz y los modos de mantenimiento para las maderas usadas en barcos.

Antes de aplicar el sistema de capas de barniz que servirán de protección definitiva. Es necesario repasar la superficie con toallas ligeras impregnadas en aguarrás para fomentar la posterior adhesión de los productos a aplicarse. El barniz a aplicar se selecciona de forma apropiada, siendo más efectivos cuando están diseñados a prueba de agua, e incluyen también al filtro ultravioleta.

Dejar secar durante dos horas luego de la primera capa de barniz, para aplicar la segunda. Tras este proceso, se debe esperar un secado total no mayor a las 24 horas. Según dependiendo además de la temperatura del lugar y del tamaño de las láminas usadas en las maderas usadas en barcos. Complementar el proceso asegurando implementos metálicos como bisagras y picaportes, según su integridad estructural.

Imagen cortesía de Nauta 360 (expansion.com) todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *