Técnicas de pulido de pinturas dentro del mantenimiento de embarcaciones

Ningún servicio de mantenimiento de embarcaciones o técnica de limpieza cascos de barcos tendría su efectividad final. Si no es capaz de ofrecer a sus clientes un acabado real, totalmente autentico. Que sea capaz de reunir a los criterios de brillo, sofisticación y traslucidez adecuados. Y que al mismo tiempo desprenda de sí mismo una tenue sensación de frescura y novedad.

Tales estrategias, para alcanzar una mayor efectividad, dependen en gran medida de la elección de las maquinarias y técnicas correctas. Que consideren a sí mismas a las superficies que serán acondicionadas de buen grado. A nivel general se recomienda para la puesta en marcha de este tipo de actividades al uso de una lijadora orbital, de control electrónico en cuanto a velocidad y revoluciones.

Principales herramientas y materiales a necesitar para el pulido de la fibra de vidrio y el mantenimiento de embarcaciones.

Para lograr un excelente acabado mediante el uso de este tipo de equipos mecánico eléctricos, es necesario aplicar el proceso durante dos ocasiones en total. En el primer intervalo, se debe usar a un periodo de revoluciones de gran lentitud. Para así, usar la pasta desbastadora para exfoliar la superficie y retirar con efectividad los residuos de puntura desgastada que el sol y el tiempo han acumulado.

El segundo proceso, debe ser realizado a una velocidad mucho mayor, con la finalidad de dar uniformidad, brillo y luminosidad a la fibra de vidrio. Los modelos que normalmente sirven para gestar este proceso involucran un grosor de 20 centímetros en el disco de trabajo. Incluyendo normalmente poseen un kit de limpieza para el uso y recambio. La primera esponja es muy útil para el trabajo del desbastado y la segunda es eficaz para darle brillo a dichas superficies. Con ello el mantenimiento de embarcaciones poseerá ese toque que lo hará ver como nuevo.

Apuntes Finales: Otros principales consejos de utilidad a la hora de pulir nuestras embarcaciones.

Para el perfecto acabado de este proceso, resulta importante conocer además que las pulidoras manuales siempre vienen graduadas en su mayoría en una escala del 1 al 10. Una velocidad adecuada para el desbaste se encuentra entre los valores 1 y 3 y normalmente equivale a unas 2500 a 300 revoluciones por minuto. El trabajo de la maquina en si debe ser combinado con la velocidad de tracción. La cual debe permitir en promedio un trabajo de 2 a 5 minutos a un espaciado de superficie equivalente a 50 centímetros cuadrados.

Entre otros importantes consejos relativos a este tipo de mantenimiento de embarcaciones. Se encuentra el hecho de que la velocidad rápida y máxima de este tipo de trabajo, debe encontrarse entre los 4.000 y 5000 revoluciones por minuto. Haciendo mayor énfasis en las zonas con cortes profundos o rayados para favorecer un mayor proceso de igualación.

Imagen cortesía de Limpieza Náutica (netegeslaselva.com) todos los derechos reservados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *