Técnicas de guardería náutica para el cuidado de embarcaciones durante el invierno

Con la finalización del periodo de actividad naval propio de la época veraniega. La guardería náutica constituye tanto un servicio como una disciplina la cual no debe tardar en llegar a la acción. No hará falta por tanto ser un experto en la materia para conocer los diversos daños que nuestro barco puede sufrir por el permanente estado de reposo, al cual deberá someterse durante los próximos meses.

Con la finalidad de mantener en optimo estado a nuestra embarcación durante los meses de frio. Es importante que se considere el acondicionamiento del lugar en donde este será aparcado por dicho tiempo. Incrementando por tanto el mantenimiento periódico interno del mismo en base a las técnicas personalizadas o de inventario.

Consejos de guardería náutica para invernar todo tipo de embarcaciones en tierra firme.

Escoger a un determinado emplazamiento fuera del territorio acuático depende directamente del material del cual este compuesto nuestro yate o embarcación. En dicho caso, se recomienda hacerlo solo cuanto estas se encuentren fabricadas en su mayoría por cascos de hierro o fibra de vidrio. A nivel internacional existen múltiples servicios de guardería náutica las cuales cuentan con bodegas a disposición de los usuarios bajo las cuales será necesario alquilar un lugar.

Respecto al aparcamiento de barcos en tierra en época invernal. Es necesario que se procure la adecuada higiene de los espacios internos del mismo. En las cocinas y baños por ejemplo. Deben eliminarse restos de comida o desechos que puedan dejar malos olores. Las neveras por su parte deben estar bien ventiladas.

Apuntes Finales: Principales precauciones a tomar cuando se decida guardar el barco en el mar.

Recomendable opción cuando se trata de barcos realizados enteramente en madera. La razón es que, la madera al sacarse del agua. Corre el riesgo de agrietarse mas velozmente. Poniendo en riesgo el bienestar de nuestra embarcación. Dentro del agua. Es importante que la nave sea colocada a una distancia prudente de otras embarcaciones del puerto. Asi y de igual modo debe procurarse que los nudos de amarre se encuentren totalmente en perfecto estado. A fin de evitar el peligro que representan los diversos cambios del nivel del mar característicos del invierno.

A nivel interno, uno de los principales consejos de guardería náutica para la seguridad, es el control de las instalaciones eléctricas del mismo. Desconectar la batería del barco, es una manera eficiente para contrarrestar cualquier posible cortocircuito. Engrasando los bornes del mismo con vaselina para evitar su oxidación. Vaciar el tanque de gasolina es una manera muy eficaz de evitar la obstrucción de conductos, dado su inevitable estado de congelación.

Imagen cortesía de Guardería Náutica Chacosmus (chascomus.com) todos los derechos reservados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *