Entradas

El mareo en un barco y las estrategias para controlarlo

El mareo en un barco es un fenómeno clínicamente conocido como cetosis. Esto consiste en un desequilibro funcional en el sistema del oído interno producto de la desincronización sensorial tras severa interferencia entre la información percibida entre los diversos sentidos de la orientación. Se trata de una afección temporal y no mortal que afecta al marinero sin importar su edad, condición física y experiencia en el mar.

En un ambiente marino, el estímulo que percibe el cerebro humano a partir del sentido del oído es del movimiento continuo. En lo que respecta a la vista esta percepción resulta invidente, tras lo cual, se produce una respuesta física de perdida de estabilidad integral. Este artículo ofrece una versión resumida de los consejos y estrategias más importantes para prevenir y controlar este tipo de efectos.

El mareo en un barco y los elementos de primera mano que es posible realizar para contenerlo.

La cetosis si bien es un padecimiento orgánico temporal, tiene la capacidad para generar síntomas como fatiga, malestar general, palidez, náuseas e irritación. Todo ello puede interferir con el disfrute y placer de la actividad turística en general. En los barcos de alquiler, el mareo suele ser una sensación muy frecuente, particularmente entre el público visitante no entrenado. Esta es la razón por la cual el primer mecanismo para contrarrestar el mareo es situarse enseguida en el área de proa.

De todas las secciones de una embarcación, la proa es el área que presenta una menor frecuencia de movimiento. Una vez, allí el contacto con la brisa favorecerá la oxigenación del cuerpo. Se recomienda no llevar al afectado al área interior de camarotes, pues su condición podría no mejorar.

Apuntes Finales: Otras importantes estrategias para combatir la cetosis de forma segura y efectiva.

En no pocas ofertas turísticas el uso de pastillas para la prevención de mareas se encuentra indicado. Este tipo de producto existe en el mercado bajo múltiples variantes y denominación, sin embargo, estas tienen como denominador común el hecho de tener necesariamente un uso estricto y regulado. La administración de estas siempre debe realizarse en un intervalo de 30 minutos antes de la experiencia en el mar, considerando la capacidad que poseen para causar cansancio y sueño.

En el caso de no poseer estos elementos el mareo en un barco puede ser controlado a través de artificios mecánicos como el consumo de bebidas con una alta concentración de azúcar. Los alimentos a base de hidratos de carbono también resultan ampliamente recomendados. Por último la toma de una ducha o baño de agua fría, también permite controlar tales efectos tras la estimulación del riego sanguíneo sobre la zona de la cabeza y el cuello.

Imagen cortesía de Jetmarviajes (jetmarinspiraviajar.com). Todos los derechos reservados.

La carga de combustible en barcos y sus precauciones

La carga de combustible en barcos actividad también denominada como repostaje es un proceso que acarrea diversos peligros. A pesar de las diversas herramientas que existen en la actualidad el factor de riesgo asociado a las limitaciones de combustible siempre se encuentra presente. Un elemento que todo propietario de embarcaciones debe considerar es el estudio en el análisis de la relación eficiencia y distancia a recorrer en cada trayecto. Dada la vulnerabilidad del mercado español ante este tipo de eventos se han instalado múltiples iniciativas.

La empresa Repsol ha invertido en la instalación de un total de 68 puntos de abastecimiento de combustible a lo largo del territorio nacional. Los mismos tienen el propósito del mantenimiento de la vida útil en cada motor de las embarcaciones. A pesar de la oferta el proceso de repostaje debe ser realizado atendiendo a diversos elementos. Los más importantes se encuentran descritos a continuación.

¿Cuáles son las principales estrategias para que la carga de combustible en barcos sea un proceso completamente seguro y efectivo?

El propósito de estas diferentes técnicas consiste en proteger a la integridad tanto de la embarcación como de quienes allí conviven. Para ello, la tripulación debe estar ausente durante el proceso de llenado. Única presencia del patrón de navegación encargado de supervisar cada una de las partes de la carga de combustible en barcos. La vigilancia de estos procesos debe ser vital y continua ya que elementos como desperfectos mecánicos o derrames pueden ocasionar multas o accidentes.

El motor debe apagarse para comenzar el proceso de llenado. Esto se hace con la intención de evitar cualquier tipo de chipa que fomente una ignición no controlada. Igualmente deben eliminarse cualquier factor que fomente tal hecho, tales como luces auxiliares, linternas entre otros. Igualmente resulta desaconsejable actividades como la fuma, encendido de colillas y mecheros o empleo de teléfonos celulares durante el proceso.

Apuntes Finales: El tratamiento y gestión del tanque de almacenamiento dentro del proceso de repostaje de barcos.

A pesar de las recomendaciones de eficiencia el nivel final de combustible que debe reservarse dentro del tanque nunca debe ocupar su totalidad. El mismo solo debe ser equivalente a un 90% de su espacio total. Esto implica tener conocimiento previo sobre la capacidad de nuestro depósito. Todo accidente o derrame de combustible debe ser limpiado de inmediato. Una variante del proceso consiste en el repostaje de bidones. Para esto siempre hay que considerar su previa homologación y la gestión del llenado únicamente en espacio habilitados en tierra firme.

Una vez finalizado el proceso de carga de combustible en barcos debe procederse al encendido del mismo. Para ello, el propietario debe revisar el estado del compartimiento del motor. La presencia de olores de combustible indica probables fugas por lo que el encendido del motor no debe hacerse. Los expertos recomiendan que durante los primeros minutos la velocidad a emplear sea menor a la capacidad media. Posteriormente a medida que el nuevo combustible sea incorporado al sistema y el barco se encuentra a una distancia segura de la estación de repostaje se procede a la velocidad final.

Imagen cortesía de Comprar Gasoil (comprargasoil.com). Todos los derechos reservados.

Consejos de navegación para cuidar el mar

La necesidad de cuidar el mar, tanto en las costas de España como en el resto del mundo. Viene dada de la mano de las últimas estadísticas medio ambientales que cuantifican con éxito al problema del vertido de plásticos al ecosistema marino. De esta manera en términos de polímeros, se estima que anualmente dicho volumen supera las ocho millones de toneladas. La navegación en sus diversas ramas, tanto turística como independiente, ha reportado ser  causa importante de estos hechos.

La capacidad que tenga todo marino, o propietario de una embarcación de ser eco sustentable frente al ecosistema. Dependerá en mayor medida de las técnicas que para permitir que cada travesía tenga el menor impacto ambiental. Todo ello a través de la gestión de recursos por parte de la tripulación, así como la manera en como configura sus diferentes rutas y travesías.

Técnicas para cuidar el mar desde nuestra embarcación: Gestión de residuos, y administración en el traslado oceánico.

A nivel general, el uso de plástico es el causante de un 60 a 90% de las macropartículas contaminantes en el mar. De manera que la primera recomendación es evitar el uso de componentes y elementos fabricados con ello. El género de polución el cual se ha citado, generalmente proviene del vertido de todos aquellos elementos inorgánicos, siendo el plástico uno solo de ellos, e involucrando a cualquier material de genero inorgánico.

Para cuidar el mar, las maniobras de fondeo, deber ser vigiladas muy de cerca. Puesto que el ancla, en múltiples casos es una herramienta que puede afectar de forma directa los ecosistemas subacuáticos. Además de ello, se recomienda para el mantenimiento de la embarcación, usar aquellos tipos de productos de limpieza que sean totalmente biodegradables.

Apuntes Finales: ¿Cómo reducir nuestro impacto ambiental, durante el turismo, travesías y demás actividades fuera del barco?

La cantidad de turismo náutico que España, recibe año a año. Influye en el hecho de que se trate del segundo país a nivel global que vierte desechos plásticos al océano. Solo por detrás de la republica de Turquía. De allí que la primera observación en cuanto al hecho se ubica en el cuidado directo de espacios naturales. Es evitar dejar en estos basura de plástico durante la mayor parte de la visitas turísticas.

Para aquellas expediciones donde el buceo es una practica frecuente, se recomienda nadar a una distancia completamente prudente desde el fondo. Ya que el equilibro de muchos ecosistemas marinos, resulta ser muy delicado. Todo este tipo de normas y estrategias. Cobraran mas fuerza no solo cuando sean aplicadas en la navegación comercial. Sino en todo aquel publico propietario de yates y embarcaciones. Que también se ve involucrados con las acciones del estado a la hora de ayudar a cuidar el mar.
Imagen cortesía de Ariadna Lira (quintafuerza.mx). Todos los derechos reservados.

La adecuada interpretación de un mapa de viento como clave para la seguridad al navegar

La seguridad al navegar ha sido siempre un factor el cual puede verse amenazado ante las condiciones climatológicas imperantes sobre el mar. Una realidad frente a la cual a pesar de la existencia de diferentes tipos de estrategias preventivas. El correcto uso y lectura de un mapa de viento es algo lo cual deberá ser siempre imprescindible. Dichas diversas estrategias dependen en su mayoría de los medios de comunicación. Los cuales ofrecerán en gran medida una apreciación en general de las diversas condiciones. Sin embargo, es la propia superficialidad de dichas fuentes lo que en sí mismo amerita la inclusión de instrumentos más precisos y exactos.

Aquellas embarcaciones cuyo desplazamiento depende en gran medida de las fuerzas de viento. Deberán en primera instancia encontrarse bajo el resguardo y custodia de un seguro náutico. En el caso de pertenecer a un club o equipo, debe prestarse atención a cada uno de los boletines climáticos que se publiquen, ya que su información suele ser normalmente actualizada y es ofrecida en tiempo real.

La lectura de los mapas de viento según el color: Principales consejos de seguridad al navegar

Es común dentro de todo mapa de tiempo global o regional. Que el flujo de los diferentes conjuntos de masas de aire periféricas sea representado a través de un conjunto de vectores. También llamado sistemas de flechas progresivas. Las cuales, se encuentran distribuidas por toda la región marina en general. La manera más eficaz de interpretar este tipo de conjunto de datos. Es a través de las directrices de dirección e intensidad. Siendo la segunda de ellas representada a través de diversas tonalidades de color.

Respecto a la gama de tonos rojizos, es normalmente usada para representar a las zonas con vientos de alta peligrosidad y velocidad. Las flechas de color azul, suelen denotar escasos trayectos de viento o calma. Y los valores intermedios como los colores verde y naranja se usan para describir a los valores moderado fuerte y suave de manera respectiva. Normalmente dichas medidas suelen ser comunicadas a través de la escala de Beaufort. Para el incremento de la seguridad al navegar.

Apuntes Finales: La importancia de la señalización de las principales corrientes de viento en el mar.

En lo que respecta a los parámetros de orientación de la brisa en general. Existen determinados códigos que son universalmente aceptados para la descripción de dichos flujos de viento. Las flechas de extensión estándar generalmente expresan la presencia de vientos de intensidad moderada. Por lo que las flechas cortas y de menor extensión normalmente deben ser interpretadas como calma relativa o ausencia misma de brisa.

Otras señalizaciones como el uso de barras indican la intensidad del viento. Por lo que a mayor presencia de barras mayor fuerza sostenida tendrán. Todos y cada uno de estos códigos, no solamente permiten establecer el tipo de travesía que podrá ser ejecutada. Sin además mantener la seguridad al navegar de todos y cada uno de los tripulantes durante todo su trayecto.

Imagen cortesía de Aprendiendo a Navegar Blog (vicentearregui.com) todos los derechos reservados.