Cómo es la vida en un yate de lujo

súper yate

 

 

La exclusividad de los yates de lujo convierte estas embarcaciones no solo en objeto de deseo, sino en una fuente de misterios que despierta la curiosidad de cualquiera.

Un lujo que no está al alcance de cualquiera. Pero un lujo imprescindible para un súper rico que se precie.
Hay una forma de medir el poder adquisitivo de una persona a través de los yates, se dice que la longitud de la eslora del yate es proporcional a la lista de ceros en su cuenta corriente.

Y un rico de verdad navega en barquitos de, al menos 30 metros de largo. ¿Por qué? Pues porque a partir de esta medida es cuando un yate es considerado súper yate. Y no, un barquito así no es económico.
Para que te hagas una idea, existen unas 5000 embarcaciones de estas características en el mundo. Y las más económicas cuestan unos 10 millones de euros.

No hay nada imposible, pero ya que la mayoría de nosotros tenemos complicado poseer o alquilar un súper yate, al menos saciemos la curiosidad de cómo es la vida en un barco así…

En alguna ocasión hemos hablado del coste de mantenimiento de un barco. En el caso de los yates, el coste de mantenimiento ronda el 10% de su valor de construcción. Este es el principal motivo por el que muchos súper ricos optar por alquilar el juguetito con tripulación incluida a otros ricos que son un poco menos ricos.

Tanta exclusividad hace que la vida en estos barcos guarde muchos secretos para los que no tenemos acceso. Pero está claro que es un elemento de ocio, por lo que la diversión y la fiesta son un habitual.
También dicen los que han tenido acceso que en las cubiertas de estos barcos se cierran muchos negocios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *