El mantenimiento de motores fuera de borda: Todo lo que debes saber.

Al contrario de como ocurre con las embarcaciones de propulsión interna, los motores fuera de borda, se encuentran expuestos a un mayor número de elementos, fuerzas y presiones. De allí que su índice de desgaste sea mucho mayor a sus contrapartes habituales. Referente, a este tipo de componentes, existen regulares ciclos de mantenimiento que necesitan serle aplicados. Como aquellos ocurridos entre intervalos que van de las 100, 300 horas y hasta cada 5 años.

Pero el más importante y elemental, es aquel tipo de mantenimiento que se realiza a diario y cada vez antes de salir a excursión. En este caso, se trata de un conjunto de funciones preventivas. A fin de que cada trayecto pueda garantizar la más completa seguridad tanto para los tripulantes como para funcionamiento de su mecanismo interno.

El mantenimiento de los motores fuera de borda y los diferentes procesos para la optimización del combustible.

Existen dos piezas elementales en el mantenimiento del nivel de combustible en este tipo de motores. La primera de ellas se corresponde con la entrada de aire del depósito, la cual, de ser dejada abierta podría favorecer la indeseada evaporación de combustible. Lo que disminuye notoriamente su rendimiento. El segundo elemento corresponde con el par formado por la bomba manual y la manguera de combustible, frecuentes víctimas del desgaste energético promovido por los rayos UV, durante el verano.

Los fallos en el sistema refrigerante en estos tipos de motores fuera de borda, son fácilmente detectables mediante un sobrecalentamiento y una correspondiente cesión en el vertido de agua en la salida periférica adicional. Otros importantes factores asociados a la prevención del rendimiento energético de este tipo de motores. Está en la verificación previa de un nivel de carga de batería adecuado y el color del aceite. Ya que las tonalidades oscuras del mismo podrían indicar fallos imperceptibles a primera vista.

Apuntes Finales: La verificación de la hélice y el sistema de dirección ¿Por qué son importantes?

Normalmente la hélice es una pieza del motor altamente propensa a recibir golpes y o a atascarse con trozos de cabo. Es importante verificar que este tipo de fallas no se encuentren presentes. En el caso de no hacerlo, las vibraciones resultantes podrían dañar el resto de componentes integrados en el sistema.

Otra particularidad dentro del funcionamiento de cada uno de los diferentes modelos de motores fuera de borda, es el sistema de direccionamiento. Es decir para aquellos modelos que posean los elementos de volante y la palanca de gas. Deben evitarse trabes, ruidos indeseados que puedan obstaculizar el control que el propietario posee sobre su embarcación.

Imagen cortesía de Náutica. Mercado Libre (nautica.mercadolibre.cl) todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *