Entradas

Consejos para el mantenimiento de embarcaciones mediante el uso de agua a presión

El mantenimiento de embarcaciones durante las últimas décadas ha sido un proceso cada vez más exigente en lo que respecta al ahorro de recursos y en la prolongación del periodo de vida útil de cada navío. Resulta explicable el hecho del porque ahora toda una nueva generación de equipos hidroneumáticos han desplazado a los métodos tradicionales .

Equipados con una sofisticada tecnología, la presión que estos artefactos permiten imponer sobrepasa las 100 atmosferas en total. Ello puede eliminar capas de algas, moluscos y demás desechos que sobre el casco se puedan acumular. Dicha presión, si bien favorable debe ser aplicada siempre de acuerdo con determinadas medidas de precaución a fin de evitar el definitivo deterioro del material.

El mantenimiento de embarcaciones mediante el agua a presión: ¿Cuáles normativas de seguridad deben seguirse?

La mayoría de los equipos de agua a presión, presentan variaciones de intensidad programables entre las 110 y 140 atmosferas. Se utiliza para elllo una potencia entre  unos 1400 y 1500 vatios. La boquilla programable será la responsable de  proyectar el volumen de agua con fuerza  otorgandole formas  diversas. El mantenimiento de embarcaciones, deberá ser ejecutado apenas el barco haya sido puesto en inactividad.

El proceso de limpieza debe realizarse por sectores en banda, siguiendo siempre una disposición horizontal. Solamente debiendo hacerse énfasis sobre las secciones que presenten una alta acumulación de residuos. Debido a que las coberturas externas pueden ser degradadas, resulta recomendable dejar una separación de 20 centímetros entre la boquilla y la zona de impacto. Complementando con el uso de una pequeña espátula para evitar problemas mayores.

Secciones del casco de la embarcación para las que el agua a presión resulta desaconsejada.

Dentro del proceso existen ciertos elementos para los cuales el uso de los dispositivos de agua a presión puede constituir un riesgo y una amenaza. Uno de ellos es el autofouling habitual, el cual desprende compuestos químicos poco favorables para la epidermis. En zonas como la cubierta del barco, los puentes de gelcoal destacan por su estabilidad. Las coberturas de teca resultan ser endebles por lo que  se les incluye en las listas de secciones inapropiadas para el agua a presión.

Al desprenderse, el nervio sintético interno puede quedar desprovisto, dejando el sistema en grata vulnerabilidad debido a su ligero grosor. Sobre la cubierta, puntos como las junturas de goma, pasacascos, e uniones de ventanas representan otros puntos endebles del proceso. Respecto a la limpieza de los cordajes, los expertos de mantenimiento de embarcaciones recomiendan  la aplicación de jabón neutro.

Imagen Cortesía de Dirección Nacional de Espacios Acuáticos (Dirnea.org) todos los derechos reservados.

Limpieza y mantenimiento de barcos a la vuelta de vacaciones

limpieza-y-mantenimiento-de-barcos-a-la-vuelta-de-vacaciones

¿Regresaste de vacaciones de disfrutar de unos días, semanas o, con suerte, buenos meses de verano navegando? Si lo has hecho, ahora toca vuelta a la rutina y, con ello, dar descanso a tu embarcación hasta que tus obligaciones te permitan volver a salir al mar.

Mientras tanto, a tu barco le toca la puesta a punto la cual es un procedimiento obligado para que se conserve en perfecto estado y te procure una larga vida útil como transporte de ocio favorito. Deja el mantenimiento de tu embarcación en manos de profesionales.

¿Por qué hacer una limpieza del barco tras el verano?

Cierto que en la actualidad hay personas que gozan de vacaciones en cualquier época del año. Aunque es habitual que con la llegada del otoño dejemos amarrado el barco por una buena temporada.

Los barcos no pueden estar continuamente en agua porque en tal caso la madera y la pintura se desgastaría en exceso. En su lugar, es necesario sacarles del agua, vaciar del líquido que haya entrado en él y aplicarle una nueva capa de pintura anti incrustante .

El casco y las partes del barco que han estado sumergidos se limpian a fondo, usando agua a presión para eliminar la tierra y cualquier suciedad que tengan pegada. Una vez limpio, se lija la superficie y se aplica la pintura.

No se trata solo de cuidar la estética del barco, que también es importante, por supuesto. Sino de que mediante estas tareas de limpieza y mantenimiento conseguimos mejorar su eficiencia. La suciedad y el desgaste impiden que funcione correctamente y dificulta el movimiento, lo cual arrastra un mayor gasto de combustible, además de exponer al barco a que se desgaste más y a que sufra una avería que ponga en riesgo un viaje.

Es una tarea que debe quedar en las mejores manos contando con expertos en mantenimiento como Uniservice.

Fuente imagen: On Board Yacht Services

Por qué contar con un mantenimiento de embarcaciones profesional

Por qué contar con un mantenimiento de embarcaciones profesional

Es muy probable que haya aspectos del cuidado de tu barco que aún no conoces bien y, aunque estés dispuesto a hacer alguna reparación, lo mejor es siempre dejar estas labores en manos de profesionales; en esta oportunidad, te explicaremos por qué es una buena idea contratar un servicio especializado en el mantenimiento de embarcaciones para que cuide nuestro barco mientras está en puerto.

Invierno, momento ideal para el mantenimiento de embarcaciones

Acaba el buen tiempo y ese barco que tan buenos ratos nos ha dado ahora lo más seguro es que se pasará meses y meses amarradas en el puerto. Es la época idónea para que contratemos a experto que hagan la puesta a punto para que cuando se marche el frío podamos retomar nuestra pasión de navegar y lo hagamos con todas las garantías de seguridad y confort.

El mantenimiento implica revisar y corregir toda clase de averías y desperfectos, pero también consiste en limpiar los fondos y en pintarlos. Hacer esto, además de pura estética e higiene, hará posible que nuestro barco vaya más deprisa y, a su vez, que consuma menos combustible.

El mantenimiento de embarcaciones implica también revisar los grifos y la bocina del eje del motor, además de la limera. Si es necesario cambiar filtros o aceites, aprovecharemos. Lo mismo haremos con las bombas y la correa del alternador. Baterías, cadenas, portillos y escotillas, sin olvidar las colchonetas y otros enseres. Todo, absolutamente todo del barco, se revisa, se repara y se limpia.

Si es necesario, también se pinta. Y, por supuesto, verificaremos que no haya signos de ósmosis en el casco.

De esta forma, cuando queramos navegar nuestra embarcación estará en perfectas condiciones para regalarnos el placer de disfrutar del mar.

 

Imagen cortesía de Destymarine.com, a quien pertenecen todos los derechos

Consejos básicos de mantenimiento para el motor de tu barco

motor barco

Para la inmensa mayoría de los amantes del mar, el verano es el período de mayor actividad, la época en la que el uso de la embarcación se torna más intenso. Y en consecuencia, el motor se ve afectado.

Para evitar problemas y contratiempos que te arruinen esta época en la que lo que más te apetece es disfrutar de tu barco y del mar, hoy te damos algunos consejos básicos de mantenimiento para el motor de tu barco.

Consejos básicos de mantenimiento para el motor del barco

Ya debes tener un plan de mantenimiento preventivo continuo que sigue las recomendaciones y plazos que expone el Manual del Fabricante, de Uso y Mantenimiento del Motor. Pero existen cuidados al margen que te pueden ayudar a prevenir problemas con el motor y alargar la vida del mismo e independientemente de la marca que sea:

  1. No arrancar el motor sin agua 
    Este es un error muy común, evítalo. Tratar de arrancar el motor del barco sin estar sumergido puede dañar el impulsor de la bomba.
  2. Limpia el motor tras utilizarlo 
    Siempre que utilices el motor, es importante limpiarlo con agua dulce tras su uso. Así no solo estarás protegiendo el motor del salitre, sino también eliminando cualquier rastro de suciedad que haya podido quedar en el mismo.
  3. Utiliza combustible y aceites adecuados
    Este punto parece obvio, pero no siempre se cumple. Y las consecuencias pueden ser graves para el motor. Además, ten en cuenta los plazos de  mantenimiento y sustitución que aconseja el fabricante.
  4. Utiliza anticongelante 
    Y al hacerlo, sigue las recomendaciones del fabricante. No siempre es adecuado utilizar anticongelante puro, hay ocasiones en las que es mejor mezclarlo con agua. Asegúrate de qué es lo mejor en tu caso.
  5. Un correcto mantenimiento de la hélice, su engrase y sus arandelas y cojinetes.
    Recuerda limpiar bien la hélice y eliminar los restos de hilos, cabos, etc.

Como ves, se trata de cinco consejos muy básicos que pueden suponer la diferencia entre un motor duradero o un motor que da problemas.

 

Procesos que debe pasar una cocina industrial para su higienización

limpieza de cocinas industriales

Cualquier cocina requiere de una limpieza e higiene estricta. Sin embargo, esto se acentúa cuando hablamos de cocinas industriales o cocinas profesionales, como pueden ser las cocinas de bares, restaurantes, hospitales, buques de crucero, etc. Ahora bien, ¿cuáles son los procesos que debe pasar una cocina industrial para su higienización?

Procesos de higienización de una cocina industrial o profesional

  1. Eliminar residuos de la superficie
    Este es el primer paso y se puede proceder realizándolo de manera manual.
  2. Aplicación de químicos
    El segundo paso consiste en aplicar los productos químicos que corresponden en función de la cocina y las necesidades: desengranasteis, detergentes, etc.
    De esta manera facilitamos la eliminación de todos los residuos que no han podido ser eliminados en el primer paso, de forma manual. Y en este caso, el proceso se puede llevar cabo de nuevo de manera manual o, si es necesario y corresponde, de manera mecánica utilizando sistemas de aspersión.
  3. Eliminar residuos y químicos
    El tercer paso consiste en eliminar los residuos y el producto químico aplicado. Este paso se realiza, al igual que el anterior, de manera manual o de forma automática. La clave está en eliminar totalmente no solo los residuos, sino también cualquier resto de químico.
  4. Desinfección
    Una vez eliminados los residuos se pasará a la desinfección. Y para ello se aplican productos químicos capaces de eliminar microorganismos contaminantes.
  5. Eliminación de químicos para la desinfección
    Una vez más es importe un exhaustivo enjuague para eliminar el producto químico aplicado para la desinfección.
  6. Secado 
    Se finaliza la limpieza secando bien toda la maquinaria.

Es ideal que este trabajo, minucioso y que se ha de hacer de manera totalmente controlada, sea realizada por profesionales con experiencia.
En cualquier caso, es muy importante conocer todas las características de los products químicos que se van a aplicar para la higienización en profundidad de la cocina, así como tener siempre a mano los manuales que aporten los datos necesarios de los procedimientos que se pueden adoptar y los que no en función de cada equipo.

Recuerda que una buena limpieza, higiene y mantenimiento no solo es fundamental dada la actividad, sino que contribuirá a largar la vida útil de cualquier equipo y material de la cocina.