Precauciones al navegar en aguas poco profundas

navegar en aguas poco profundas

Seguramente ya sabes navegar. Y estamos seguros que con más o menos experiencia, tomas las precauciones adecuadas cuando te acercas a aguas poco profundas. Pero también sabemos que repasar aquella teoría que alguna vez viste antes de tener un timón en tus manos, recordarla y llevarla a la práctica de nuevo, no está demás.

Como bien sabes, cuando  navegamos en aguas poco profundas, la precaución es la clave para evitar riesgos propios de estas zonas: varar, perder estanqueidad, etc. Pero existen además muchos otros riesgos en función del lugar, características de la zona, etc.

Presencia de bañistas y buceadores

En este caso, la opción pasa por acogerse a la ley, porque hay una ley que dice: “Prohibidas embarcaciones a vela, surf, motor y esquí acuático a menos de 200 m de playas y 50 m del resto del litoral”.

Pero además deberemos tener en cuenta que:

Un boyarín rojo con franja blancanos avisa de la presencia de buceadores. En este caso, deberemos dejar una distancia prudencial y de seguridad de 25 metros.

La bandera ALFA del Código Internacional de Señales, en embarcaciones con personas buceando (que nos advierte de que hay buzos).

Playas no baladizas

Recuerda que al entrar en playas no baladizas, deberemos hacerlo con el motor o vela del modo más perpendicular posible y a velocidad mínima, y esa velocidad no debe superar nunca los 3 nudos.

Rompientes

Pasar las corrientes supone un gran riesgo y peligro, por lo que, lo primero que debemos tener en cuenta es que solo se deben pasar en caso de que sea de extrema necesidad.
Es importante evitar que el barco atraviese y la ola le otorgue demasiada velocidad.
En estos casos, el ancla flotante es de gran ayuda.

 

 

Precaución en todo momento es la clave. No olvidemos nunca que, sea nuestra propia embarcación o no, mantenerla a salvo es sinónimo de estar a salvo nosotros mismo también.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *