La limpieza de locales comerciales y sus tipos

La limpieza de locales comerciales más que un proceso es un conjunto de elementos que busca garantizar la seguridad e higiene de las superficies. El elemento más característico  y fundamental de todo ello es la utilización del desinfectante, el cual es un compuesto que concentra un alto poder bactericida. Esto último además de otras propiedades físicas como su solubilidad en agua, condiciones de homogeneidad y estabilidad química.

La razón del estudio de este tipo de servicios es que el cliente conozca los tipos de procesos que la desinfección misma encierra. La razón de esto es debido a que este tipo de conocimientos debe establecerse de forma previa a la contratación de todo servicio de limpieza. Esto permitirá a todo propietario de empresa saber con exactitud qué tipo de proceso requiere la superficie de sus estancias además de saber cuál de ellas acondicionar y cuáles no.

La limpieza de locales comerciales y su clasificación básica a nivel industrial: ¿En que se basan y bajo qué criterios es posible identificarlas?

El servicio de limpieza para empresas, es a nivel global conocido por sus capacidades para fomentar la competitividad de toda empresa dentro de su entorno social. Por la diversidad de superficies, estancias y tipos de agentes a los que hacer frente este servicio se encuentra dividido en dos tipos en total. En primera instancia la desinfección física ocupa el lugar por ser el tipo de solicitud más pedida por las empresas actuales. Este mecanismo consiste en el uso de métodos mecánicos de extracción de sustancias orgánicas o inorgánicas que perturben el ambiente de trabajo. Sus mecanismos más solicitados son la limpieza por calor, por presión, la luz ultravioleta y el baño con vapor.

El otro haz de esta realidad está comprendido por los métodos de desinfección química. Comúnmente asociada con la desinfección tradicional de la  limpieza de locales comerciales. Este tipo de servicios involucra procesos variantes como el uso y aspersión de detergentes, sales y espumas de limpieza. Todo ellos dirigidos específicamente al trato con microorganismos y bacterias. Se recomienda que este tipo de labor sea utilizara únicamente en espacios durante la ausencia de gran cantidad de personas.

Imagen cortesía de QDQ Media (limpiezasaclim.es). Todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *