El mantenimiento de los barcos de madera: Principales claves para la prolongación de su vida útil

A diferencia de los navíos tradicionales, los distintos tipos de barcos de madera ameritan de técnicas de mantenimiento que permitan a sus materiales soportar las fuerzas de presión, estiramiento y desgaste que normalmente durante la navegación suelen sostener.El mayor factor de riesgo al cual sus diferentes modelos se enfrentan es el advenimiento de la descomposición y oxidación de sus partes.

La sal marina, constituye un factor importante dentro de dicho proceso. Compuesto causante en si mismo del alto grado de corrosión que las caracteriza. En este artículo, serán explicadas, las estrategias de conservación más importantes para lograr que ese toque único y natural que todo navío de madera posee, no se pierda a manos del tiempo.

Filtraciones, descomposición y caída de pintura: Principales problemas a las que los barcos de madera deben enfrentar.

El mantenimiento en este tipo de vehículos acuáticos debe ser preferentemente de carácter preventivo. Generalmente durante su acceso al mar que su inestabilidad estructural suele hacerse presente. Detectar cada uno de sus tres tipos de problema dependerá de lo exhaustivo de nuestra exploración visual. Generalmente la madera se descompone a un ritmo progresivo, por lo que retirar las superficies decoloradas constituye una excelente defensa.

Otro importante problema de los barcos de madera son las comunes filtraciones, para lo cual existe una severa gama de tinturas, selladores y barnices. Mientras la superficie sea óptimamente lijada su acción incrementara. Una ineficiente manera de pintar el barco a lo largo del tiempo también puede contribuir con su futuro deterioro. De allí que los expertos recomienden no colocar más de 5 a 6 capas de color, en días y ocasiones de no mucho viento.

Apuntes Finales: ¿Qué importancia tiene el proceso de barnizado de la madera?

El barniz es un compuesto que se deteriora de forma progresiva. Que permite además de ello, el aislamiento de las fibras internas de la estructura. El barniz deteriorado deberá ser retirado mediante el uso de thinner. Recubierto con un mínimo de seis capas para formar una acumulación oleaginosa libre de roturas. Un importante punto para el logro de  ello está en prevenir la formación de burbujas de aire en el trazo de la brocha que posteriormente puedan fomentar su oxidación.

Todas y cada una de estas técnicas de barnizado, pulido y adecuación, no excluyen ninguna categoría de barcos de madera. Las fibras naturales de celulosa vegetal atribuyen el mismo índice de flotabilidad al navío indistintamente de su tamaño. Y su adecuado mantenimiento en un mayor y eficaz tiempo de permanencia.

Imagen cortesía de Antonio Rodríguez (Nauticayyates.com) todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *