Consejos de navegación para sobrevivir frente al mal tiempo

La seguridad durante la navegación de recreo es uno de los más importantes aspectos que deben ser prevenidos. Los principales consejos de navegación referentes a ello hacen alusión a diversas técnicas de cultura preventiva. Las probabilidades de sufrir accidentes por consecuencias de encontrarse con un improvisto temporal. Serán por tanto mermadas de acuerdo a un severo acondicionamiento antes de zarpar.

Las siguientes indicaciones expuestas en este artículo solo deben ser usadas en casos de extrema emergencia. Cuando las previsiones tomadas, no sean suficientes para impedir que nuestra embarcación acceda a extremas condiciones climáticas. La imprevisibilidad del tiempo mediterráneo es también una de las características más destacadas aun dentro de los manuales de los Boletines Meteo.

Consejos de navegación y acondicionamiento de embarcaciones durante temporales.

Existen regulares estrategias de fundamento técnico que deberán ser aplicadas desde el inmediato momento del atisbo de una tormenta marina.  Indistintamente, del yate o embarcación todos y cada uno de los utensilios inamovibles se convertirán en factores de riesgo para los tripulantes en la embarcación. Los espacios abiertos como cocinas, salas, baños y recamaras de la embarcación deberán ser desprovistos de este tipo de materiales.

Estrategias adicionales como el capear a vela, por libre y con estachas dependen que el viento pueda marcar por la popa. Realidad que amerita que todas las escotillas y aberturas como los estachos de la proa se encuentren totalmente cerrados. Otros importantes consejos de navegación consideran el uso de la sincronización con las olas para ofrecer una menor resistencia.

Otros importantes consejos para la seguridad de la tripulación durante el mal tiempo.

Es importante tener el control absoluto de los ocupantes durante los embates del mar y el viento. En primer lugar, la tripulación debe conservar el calor corporal mediante el uso de salvavidas y demás piezas de ropa abrigada. Nadie en instantes de turbulencia debe ir de pie sobre la embarcación. Sobre la cubierta solo deberán ir el número de personas cuya capacidad impida ser resguardados en los compartimientos internos.

Dentro de la nave, la mayor parte de los ocupantes deberán ir a resguardo. Sentados e incluyendo arneses en su mayoría. Prevenir de la llegada del oleaje a este conjunto de personas. Entre otros importantes consejos de navegación se encuentran el hecho de usar el desplazamiento de cuatro patas en el caso de necesitar desplazarse por la cubierta de la embarcación.

Imagen cortesía de First Figaro (navegar.com) todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *