Barcos respetuosos con el medio ambiente: un catamarán solar

catamarán solar

Los barcos se sitúan como uno de los medios de transporte más contaminantes. Ante este panorama, no es de extrañar que el mundo náutico haya comenzado a buscar alternativas que cambien este hecho. O por lo menos que permitan reducir el impacto en el medio ambiente.

Un catamarán solar

Lo cierto es que no se trata de un barco nuevo, Planetsolar es el nombre del catamarán solar más grande del mundo construido en 2010. En ese mismo año, este barco, inició una vuelta al mundo promovido de manera exclusiva por energía solar.

Planetsolar cuenta, nada más y nada menos que con 35 metros de largo y unos 23 metros de ancho. No, no hablamos precisamente de un pequeño barquito…
Una superficie de unos 572 m2 de células fotovoltaicas permmitían alimentar los 120 kW (163 CV) de su motor eléctrico.

Pero… ¿logró dar la vuelta al mundo?

Sí, lo logró. Fueron unos 19 meses de travesía a lo largo de los cuales pudo recorrer 60.000 Km, que se dice pronto. Y todo esto, promovido de manera exclusiva por energía solar con el objetivo de promover la utilización de energías limpias en el transporte, especialmente cuando hablamos de barcos.

Pero hoy, el Planetsolar, además de ser utilizado para ayudar a sensibilizar al mundo en general y al sector del transporte en particular sobre la importancia de la apuesta por las energía solar; también recoge datos en tiempo real sobre una plataforma libre de emisiones, proporcionando a científicos y expertos información de gran relevancia acerca del cambio climático.
Al mismo tiempo, se utiliza como base de experimentación para mejorar el rendimiento del barco. Desde su construcción se han realizado modificaciones, las principales en el sistema de propulsión y modificado la posición de las hélices, lo que ha permitido aumentar la velocidad máxima con respecto a la velocidad del viaje inaugural.

Esperemos que iniciativas e investigaciones como esta permitan implementar modelos comerciales en breve.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *