Playas en las Islas Canarias a las que se puede acceder en embarcaciones

Aun desde la propia antigüedad el archipiélago de las Islas Canarias era reconocido por su exuberante combinación de paisajes naturales, aguas cristalinas y biomas diversos. En la actualidad sin embargo, el turismo natural aun prolifera, siendo una de las más importantes fuentes de ingreso para los dos millones ciento veintisiete mil habitantes que hacen vida en el lugar.

Las escasas distancias existentes entre sus islas hacen que viajar entre ellas usando todo tipo de yates y embarcaciones sea no solamente posible. Sino que además sirven de asiento a importantes compañías navieras como ocurre en el caso del ferry Fred Olsen y Naviera Armas.

Tenerife y Fuerteventura: Atractivos turísticos más importantes de las Islas Canarias.

Benijo es solo uno de los varios ejemplos de exóticas playas que en esta isla de dos mil kilómetros cuadrados se pueden ofrecer. En el caso de Fuerteventura su situación no suele ser diferente. Su perímetro se encuentra bordeado de arenas totalmente equiparables a las riberas del caribe, totalmente aptas para la realización de deportes acuáticos como el surf.

Las islas de Lanzarote y La Graciosa: Todas las ventajas que sus playas pueden ofrecer.

Lanzarote ha sido definida por múltiples visitantes como un autentico paraíso volcánico. Sus actuales ensenadas y calas aun exhiben hoy en día el ígneo pasado que las caracterizo durante largo tiempo. La playa de Famara es uno de sus puntos más importantes. La Graciosa por su parte, además de ser la mas pequeña de todas las Islas Canarias rebosa por su encanto de vírgenes playas y una cultura exuberante. Se accede a ella a través del Puerto de Orzola.

Islas la Gomera y el Hierro: Aventuras de directo encuentro con el medio natural.

Se tratan ambas de islas de tamaño y población muy reducida. Sin embargo no han podido escaparse de los buscadores de aventura y esparcimiento. En la Gomera es posible encontrar lugares como la Playa de Santiago. Caracterizadas por sus ensenadas de piedra y arena negra. En la cercana isla del Hierro abundan los estuarios con zona de baño, y picinas con agua de mar de origen totalmente natural. La playa de El Verodal constituye un excelente ejemplo de ello.

La isla la Palma y las razones que le convierten en un punto idílico para el acceso de embarcaciones.

Se distingue por sus colinas de fresco verdor, rodeadas de playas de arena negra y pesada. Un autentico paraíso que ha hecho que su topónimo de la “isla bonita” reluzca de forma excelente. A parte de sus playas con vistas únicas, permite al visitante encontrarse con una gastronomía exuberante y con innumerables senderos. Variados ejemplos de ello son el camino de Marcos, el Cordero y de la Cascada de Colores. Emplazamientos únicos y de belleza extraordinaria como solo las Islas Canarias pueden contener.

Imagen Cortesía de Monso Pérez (Visitarcanarias.com) todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *