navegar con mal tiempo

Navegar con mal tiempo

navegar con mal tiempoDice el archiconocido refrán que “ningún mar en calma hizo experto a un marinero“.

Y lo cierto es que casi todos los navegantes, en algún momento, se han encontrado con un temporal. Situaciones nunca deseables y, en muchos casos, complicadas en las que se torna fundamental conocer las pautas de actuación en el que caso de que no haya más remedio que navegar con mal tiempo.

Rescatamos de nuevo otro refrán que define muy bien lo ideal en estos casos: “prepararse para lo peor y esperar lo mejor”.

Cómo navegar con mal tiempo

Conviene recordar que lo mejor es tener siempre una previsión meteorológica y preparar el barco y sus contenidos para esas posibles situaciones de peligro.

Ante una situación de mal tiempo, las embarcaciones pequeñas corren dos grandes riesgos:

  1. Ser lanzado a la costa de sotavento
  2. Ser arrollado por olas rompientes

Ahora, pongámonos en situación… Imaginemos que estamos navegando algo lejos de la costa y de repente se presenta un temporal. Hay que tomar una decisión rápida a la hora de hacerle frente… y esa decisión oscila entre dos opciones: enfrentar el temporal capeándolo (enfrentándolo por la proa) o corriéndolo (desde la popa).
Cabe destacar que se trata de maniobras muy diferentes y cada una cuenta con sus propias características.

La decisión no se toma al azar, es muy importante evaluar diversos parámetros, como las condiciones en las que se encuentra el mar en el momento, cuál es la posición actual del barco, el tipo de barco que estamos manejando, dónde se encuentran los puertos más cercanos, si se conoce la zona o por el contrario se desconoce completamente, la distancia a tierra, la experiencia de la tripulación, etc.

Y, desde luego, la experiencia es un grado; por lo que lo mejor es que, antes de dar pie a encontrarte en una situación tan compleja, te prepares contra posibles temporales en el mar a través de la práctica de técnicas de navegación en el día a día, con fuertes vientos, pero que puedas controlar.
Con esta práctica, poco a poco, ganarás confianza y también la habilidad y destreza necesaria para para actuar de la mejor manera si en algún momento tienes que navegar con mal tiempo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *