Mantenimiento del barco: cómo cuidarlo

cuidar el barco

Cuando hablamos de mantenimiento del barco, casi de manera automática nos viene a la mente un proceso tedioso. Pero lo cierto es que no tiene por qué ser un agobio…

Las primeras claves son tener muy claro cuál es el presupuesto del que disponemos y una planificación minuciosa del trabajo. Solo así lograremos unos costes mínimos con unos resultados óptimos.

Nadie ha dicho que sea fácil. No es tarea sencilla conocer el coste que se asocia a los equipos caros que necesitan ser reemplazados periódicamente, por ejemplo. Y si no tienes experiencia este sentido, es probable que al principio sea todo un desafío para ti. Pero no por ello debes quitar importancia a este aspecto, porque es precisamente un mantenimiento regular lo que permitirá que el barco sea seguro y fiable.
El clásico “vela más prevenir…” está siempre presente.

Algunos consejos para el mantenimiento de tu barco

Cuidar las maderas

Las cubiertas de madera en los barcos de fibra de vidrio o aluminio, cuentan con una vida útil relativamente corta y lo cierto es que sustituirlas es muy costoso. Por ello conviene repara de manera inmediata cualquier tablón suelto o agujero que se presente. Así, evitaremos que los daños vayan a más o que el agua se pueda filtrar.

Presta especial cuidado al material que utilizas para limpiar las cubiertas, ya que muchas veces los daños son provocados por utilizar cepillos con cerdas demasiado duras que acaba desgastando la madera.

También la falta de ventilación tiene un efecto muy negativo en las estructuras de madera. Por ello es muy recomendable que si tu barco tiene cubiertas de madera, las fundas que utilices sean de materiales transpirables.

Para estos casos, también puedes contar con profesionales especializados en la protección y limpieza de tu barco.

Elaborar un presupuesto para el mantenimiento del barco

Las dificultades en el mantenimiento, muchas veces, radican en no haber sabido prever los costes, sobre todo a largo plazo.

Sobre todo en el caso de los elementos que tienen una mayor vida útil, es complicado anticipar el momento en que acabará esa vida útil. Parra evitar sorpresas desagradables, conviene contar con un fondo de contingencia al que recurrir para sustituir los equipos más esenciales.

Si este es un tema que consideras que no vas a poder mantener bajo control tú mismo, puedes asesorarte con un experto y que te ayude a realizar esa estimación de los equipos clave de tu equipo que te permita ir agregando ese monto a tu fondo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *