Cómo elegir la mejor cocina industrial para tu restaurante

cocina industrial

Es habitual que ante un nuevo proyecto de restauración, la mayoría de los esfuerzos y recursos se centren en aspectos como la decoración o incluso el personal. E igual de habitual es ver cómo algo tan fundamental y relevante para el éxito del negocio, como es la cocina industrial, se descuide o deje en segundo plano.

Claves para elegir la mejor cocina industrial

El tipo de cocina

Antes de decidir cómo será tu cocina, es muy importante que definas muy bien cuáles serán las necesidades del negocio.

No es lo mismo un restaurante que solo sirve cenas, que un restaurante que sirve desayuno y almuerzo, o que un restaurante que se adapta a cualquier comida del día. Y en función de la actividad, las necesidades serán unas u otras; y dependiendo de esas necesidades, precisarás de una cocina con características determinadas.

Adáptala al espacio

Es importante que plantees la cocina en función del espacio de trabajo del que dispongas. No olvides que será importante ubicar de manera cómoda elementos básicos para la productividad y el desarrollo de la actividad como son mesas, equipos de frío, etc.

 

El material

Acero inoxidable o galvanizado. son los materiales más habituales, ya que además de ser más resistentes y duraderos, ofrecen unas mejores condiciones en cuanto a higiene.

El presupuesto

Este es otro aspecto muy importante. Afortunadamente en el mercado existen cocinas industriales que varían en precios, pudiendo así adaptarlas a las posibilidades económicas del proyecto.

Dentro de tus posibilidades, te recomendamos apostar, en la medida de lo posible, por la calidad, el confort y la seguridad. Una buena inversión al principio te puede ahorrar disgustos y una inversión mayor a la larga.

No olvides el mantenimiento

Para sacar partido a cualquier cocina industrial, rentabilizar la inversión y alargar la vida útil de la misma y garantizar la seguridad, es fundamental un mantenimiento que permita trabajar en óptimas condiciones cada uno de los elementos de la misma.

 

El importante papel del acero inoxidable en las cocinas industriales

acero-inoxidable

En algunas ocasiones hemos hablado de cocinas industriales y de la importancia de que éstas tengan un correcto mantenimiento y limpieza. Pero, ¿os habéis preguntado alguna vez de qué está hecha la maquinaria de una cocina industrial?

Los materiales, en el muno de la restauración, juegan un papel realmente importante y la necesidad de que esos materiales sean resistentes y capaces de aguantar a temperaturas y condiciones complicadas, de manera que no sea necesario cambiar la maquinaria en muchos años.

Cuando hablamos de equipamiento para una cocina industrial, sin ninguna duda, debemos destacar el acero inoxidable como una de las mejores opciones, ya que este material es altamente resistente.
Quizá parece algo evidente, pero este es un punto de suma importancia para cualquier profesional de la restauración, debido a  la gran inversión que supone una instalación así.

Entrando en algunos aspectos más técnicos dentro del acero inoxidable, debemos saber que los principales materiales que intervienen en su composición son: el hierro, el cromo, el níquel, el carbono y el magnesio. Dependiendo del porcentaje de cada uno de los elementos anteriores y su variación determina los diferentes tipos de acero inoxidable que podemos encontrar en el mercado:

Acero inoxidable martensítico

Se trata de aleaciones de cromo  y carbono y tienen la característica común de ser magnéticos y endurecibles por tratamiento térmico. El más utilizado de los aceros inoxidables martensíticos es el AISI-420 (13% Cr, 0,35% C).

Su resistencia es moderada a la corrosión. Sin emabrgo, cuenta con una gran resistencia mecánica.

Acero Ferrítico

Acero inoxidable austenítico

Se obtiene incorporando elementos formadores de austenita, como níquel, manganesio y nitrógeno.
El alto contenido en cromo proporciona una resistencia a la oxidación en temperaturas aproximadas de 650ºC en una variedad de ambientes.

Además, en este grupo de aceros podemos diferenciar dos categorías:

  • Aceros Inoxidables Austeníticos Al Cr-Ni (Serie 300)
    Rsesistente a la corrosión, con una gran soldabilidad y ductabilidad; aporta unas excelentes cocndiciones para la higiene y la limpieza.
  • Aceros Inoxidables Austeníticos Al Cr-Ni-Mn (Serie 200)
    • Cuenta con una gran dureza, soldabilidad y ductabilidad. También resulta resistente a la corrosión, al menos frente a ambientes corrosivos normales.

Acero Ferrítico 

Este tipo de aceros están relacionados con el cromo, pero también pueden contener molibdeno, silicio, aluminio, titanio y niobio.

En ambientes corrosivos normales, el acero ferrítico tiene una resistencia de moderada a buena. Sin embargo presenta poca resistencia al impacto.

Acero inoxidable dúplex (austenítico-ferrítico)

Cuentan con una microestructura que contiene austentita y ferrita.

Este tipo de acero no puede enducerecerse por tratamientos térmicos, cuentan con una buena resistencia mecánica y soldabilidad y también presentan gran resistencia a la corrosión.

Acero inoxidable endurecido por precipitación

Este grupo de aceros inoxidables premiten una interesante alternativa a los austeníticos cuando lo que se precisa es una  combinación de caracteríticas mecánicas elevadas con una mecanización fácil.
De hecho, este tipo de acero se caracteriza por la resitencia mecánica obtenida a través del endurecimiento por tratamiento térmico de envejecimiento.

Como dato curioso, este tipo de aceros suele estar patentado y se le designa com las siglas de la compañía que lo produce.

 

Ahora que conoces un poco mejor este material, puedes decidir con más criterio y seguridad si lo que necesitas en tu cocina industrial es acero inoxidable y de qué tipo te conviene. Lo que es evidente es que se trata de un material que permite interesantes condiciones a la hora de trabajar y además ofrece grandes ventajas a nivel higiene, lo que lo convierte en un material muy presente y casi indispensable en las cocinas industriales.

 

¿Por qué es importante la limpieza y desengrase de las cocinas industriales?

cocinas-industriales

Cuando hablamos de cocinas industriales, los sistemas de ventilación y filtración de aire juegan un papel fundamental encargado de garantizar la seguridad del ambiente, así como la higiene y la limpieza del mismo.

Una cocina es una zona de trabajo intenso que precisa de una limpieza y mantenimiento óptimo, requiere de que todos los residuos (vapores, humos y olores) sean eliminados. Para conseguirlo, cualquier cocina industrial ha de contar con un sistema de extracción que incluye campanas, una red de contactos y ventiladores. Son estos, por tanto, elementos que precisan de una limpieza adecuada y periódica (la frecuencia dependerá de la actividad, pero como mínimo se debe realizar una limpieza profunda dos veces al año).

¿Por qué es tan importante la limpieza en las cocinas industriales?

Muchos son los motivos, tanto sanitarios como de seguridad. Pero estos son quizá los más importantes:

La grasa es altamente inflamable

La elaboración de la comida provoca una serie de humos que se quedan estancados y adheridos en los filtros de los sistemas de extracción. La limpieza periódica es fundamental porque esta grasa es altamente inflamable. Tanto es así que es la principal cauda de los incendios que se producen en cocinas industriales.

Una limpieza y desengrase frecuente en todo el sistema de extracción de humos de las cocinas de restaurantes, hoteles, catering, hospitales… ayuda a evitar situaciones de riesgo y prevenir incendios

Mejora el rendimiento de los sistemas

Pero la limpieza adecuada en las cocinas industriales no solo evita riesgos, sino que también contribuye a mejorar el rendimiento de los sistemas de extracción, además de ahorra energía y alargar la vidaútil de los equipos.

 

 

 

Procesos que debe pasar una cocina industrial para su higienización

limpieza de cocinas industriales

Cualquier cocina requiere de una limpieza e higiene estricta. Sin embargo, esto se acentúa cuando hablamos de cocinas industriales o cocinas profesionales, como pueden ser las cocinas de bares, restaurantes, hospitales, buques de crucero, etc. Ahora bien, ¿cuáles son los procesos que debe pasar una cocina industrial para su higienización?

Procesos de higienización de una cocina industrial o profesional

  1. Eliminar residuos de la superficie
    Este es el primer paso y se puede proceder realizándolo de manera manual.
  2. Aplicación de químicos
    El segundo paso consiste en aplicar los productos químicos que corresponden en función de la cocina y las necesidades: desengranasteis, detergentes, etc.
    De esta manera facilitamos la eliminación de todos los residuos que no han podido ser eliminados en el primer paso, de forma manual. Y en este caso, el proceso se puede llevar cabo de nuevo de manera manual o, si es necesario y corresponde, de manera mecánica utilizando sistemas de aspersión.
  3. Eliminar residuos y químicos
    El tercer paso consiste en eliminar los residuos y el producto químico aplicado. Este paso se realiza, al igual que el anterior, de manera manual o de forma automática. La clave está en eliminar totalmente no solo los residuos, sino también cualquier resto de químico.
  4. Desinfección
    Una vez eliminados los residuos se pasará a la desinfección. Y para ello se aplican productos químicos capaces de eliminar microorganismos contaminantes.
  5. Eliminación de químicos para la desinfección
    Una vez más es importe un exhaustivo enjuague para eliminar el producto químico aplicado para la desinfección.
  6. Secado 
    Se finaliza la limpieza secando bien toda la maquinaria.

Es ideal que este trabajo, minucioso y que se ha de hacer de manera totalmente controlada, sea realizada por profesionales con experiencia.
En cualquier caso, es muy importante conocer todas las características de los products químicos que se van a aplicar para la higienización en profundidad de la cocina, así como tener siempre a mano los manuales que aporten los datos necesarios de los procedimientos que se pueden adoptar y los que no en función de cada equipo.

Recuerda que una buena limpieza, higiene y mantenimiento no solo es fundamental dada la actividad, sino que contribuirá a largar la vida útil de cualquier equipo y material de la cocina.